Compartir
Publicidad
Publicidad

El periodista autónomo cobra al nivel del empleado de fast-food

El periodista autónomo cobra al nivel del empleado de fast-food
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Hay un sector que anda bastante revuelto con la crisis, la caida de los ingresos publicitarios en los medios de comunicación en general, la alta tasa de paro y la precariedad laboral que tienen. Me refiero al sector de los periodistas autónomos, que trabajan para uno o varios medios de comunicación o agencias.

Este sector, se encuentra también sometido a unos criterios de calidad lógicos de su profesión. Se busca el contraste de la noticia, la documentación previa, el rigor informativo… En definitiva, los lectores exigimos información y no desinformación, como bien ejemplariza Ricardo Galli en esta conferencia. Pero el problema de fondo se encuentra en el aspecto económico y el circulo vicioso de pérdida de calidad y precios bajos que tienen los medios de comunicación. Veamos, por ejemplo las tarifas de la agencia EFE para periodistas autónomos o freelances (PDF).

Tal y como podemos ver en el link anterior, una noticia se paga entre 7 y 11 euros, en función de su repercusión nacional o regional. En el caso de material audiovisual, las fotos se pagan a 16 euros y el vídeo a 40 euros si va en bruto y a 80 euros si está editado. Estos precios son para autónomos, por lo que los medios técnicos y materiales tienen que ser propiedad del mismo y además, cubrir los eventos asignados en las zonas a 0,18 euros/km.

Si partimos de la premisa que elaborar una noticia original, un material gráfico lleva un tiempo nada despreciable, que lo queremos contrastado, comprobado y enriquecido y que no queremos que los medios repliquen meras notas de prensa de organismos públicos y privados, partidos políticos y empresas, nos encontramos con la tesitura de que un periodista autónomo tiene el salario por hora más bajo de todos los trabajadores profesionales, ya sea cualificado o no.

Un mero ejemplo. Un periodista autónomo va a hacer la cobertura de una rueda de prensa del político de turno. Pierde en torno a 1,5 / 2 horas entre la propia rueda de prensa y el desplazamiento. Supongamos que es capaz de redactar la noticia en 10 minutos (realmente poco, os lo aseguro y probad a hacer un artículo con 400 / 500 palabras), manda una foto y le aceptan el artículo. En total, ha podido emplear 2,5 horas de su tiempo para cobrar 15 euros o 19 en el mejor de los casos en el canal nacional.

Diviendo, entre 6 euros y 7,6 a la hora brutos para un licenciado en periodismo, que corre con el riesgo y ventura de su negocio, en este caso medios técnicos que se rompen y hay que cambiar y por supuesto, con el riesgo de que la noticia no se publique y tampoco se cobre. Este periodista tiene una retribución en línea con algunas cadenas de fast-food, trabajadores con nula cualificación, por lo que le sale más rentable trabajar en una pizzería o hamburguesería antes que en su profesión.

Con estas perspectivas, en la que los medios de comunicación buscan cada día más profesionales autónomos por externalizar y abaratar costes y que los periodistas tienen que preparar noticias como churros para que el trabajo les sea rentable, estamos abocados a la desaparición de los medios de comunicación tal y como los conocemos. Por cierto, si alguno se está pensando en establecerse como periodista autónomo o freelance para medios de comunicación, valor y suerte, que le va a hacer falta para comer todos los meses.

En El blog Salmón | Lecciones de ética periodística
Imagen | Draxus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos