Compartir
Publicidad

Diferenciar la competencia de la 'competencia'

Diferenciar la competencia de la 'competencia'
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Los pequeños comercios tienen que sortear muchos obstáculos. Empezando por las grandes superficies que llevan siendo una competencia real, y que tiene mucha facilidad para construir campañas de marketing atractivas.

La proliferación de comercios online, junto a los grandes que llegaron para quedarse, ponen en dificultad la supervivencia de los comercios tradicionales. Y cuando el temor aflora, se buscan culpables.

Sí hay enemigo pequeño

Mantener un local conlleva una serie de gastos y de mantenimiento. Ser autónomo es duro y complejo en este país. Pero las barreras y problemas vienen por un cambio en la forma de consumir del cliente.

En ocasiones, poner en el punto de mira a un vendedor ambulante como un peligro para las ventas no es la estrategia adecuada para atraer a los clientes.

Calidad frente a producto económico y de peor calidad

Observar una agresividad desmedida hacia un colectivo que apenas puede hacer daño a la venta, puesto que no disponen de mucho stock, sólo demuestra no querer ver el problema real: la gente ha variado su forma de comprar.

Las pérdidas no vienen porque una persona, que quizás atraviese un mal momento económico, venda en la calle, para ello además existen leyes que lo regulan.

Si de veras, algunos comercios quieren recuperar ese espíritu de ver las calles plenas de personas entrando y saliendo de sus locales, deben apostar por lo que la mayoría hace: innovar. Un cliente puede, desde casa adquirir: comida, ropa, flores, lo que guste...

Hay que saber vender el producto y el local

Muchos comercios, y puestos en los mercados de abastos han echado la persiana en estos últimos años. ¿El culpable? La crisis económica y una amplia ventaja por parte de los grandes almacenes para ofrecer productos a mejor precio a un consumidor cada vez con menor poder adquisitivo.

No se trata de dejar que el intrusismo campe a sus anchas, hay que tomar medidas legales, pero la realidad es que una señora vendiendo flores con un cesto, jamás podrá considerarse competencia frente a otra floristería que haya apostado por dar un paso al frente y vender a través de Internet.

En Pymes y Autónomos|Comprar en Amazon no afecta sólo al pequeño comercio, también al empleo

Imagen|Pezibear

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio