Compartir
Publicidad

De alquilar tres colchones a ser una startup de 10.000 millones

De alquilar tres colchones a ser una startup de 10.000 millones
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El titular resume muy brevemente lo que es la historia de AirBnB. Una iniciativa que comenzó por la necesidad de un par de jóvenes para poder pagar la renta del alquiler y acaba convirtiéndose en una de las próximas dotcom que dará el salto al Nasdaq.

Realmente la historia de AirBnB que queda reflejada en infografía parace más el guión de una película, en lugar, del proceso de la creación de una empresa que se está valorando en 10.000 millones de dólares en tan solo 6 años.

La idea de negocio de AirBnB surgió de la necesidad de los fundadores por pagar la renta de su alquiler, la solución que encontraron para aliviar su situación fue la de alquilar tres colchones de aire en el piso a gente y servirles el desayuno.

En el año 2007, construyeron una simple web, formada por un blog con mapas, airbedandbreakfast.com. Como resultado aparecieron tres clientes, dos hombres y una mujer, y pagaron 80 dólares cada uno. Después de que los huéspedes se marcharan, vieron que se les podía presentar una buena oportunidad.

En ese momento deciden invitar a un ex compañero de cuarto como co-fundador (Nathan) para que desarrollara el sitio web y la lanzaron en SXSW logrando dos reservas.

En 2008, dos semanas después del lanzamiento de la web, no conseguían vender. Aprovecharon una convención del partido demócrata antes de las elecciones, e hicieron una promoción en la que vendían unas cajas de cereales "Obama’s O’s". Logrando vender más de 800 por cuarentta dólares cada una, obteniendo más de 30.000 dólares.

En 2009, consiguen 20.000 dólares de Paul Graham, de Y Combinator. En este momento, estaban facturando 200 dólares a la semana durante meses pero no eran capaces de crecer. Entonces se percataron de que las fotos e imágenes de los sitios no eran atractivas. Fueron puerta a puerta en Nueva York y tomaron fotos de las casas que estaban dadas de alta.

Pasada una semana, duplicaron su facturación llegando a los 400 dólares semanales y empezaron a crecer. A partir de este momento, tras ser rechazados por Fred Wilson para invertir en el negocio, logran, primero, 600.000 dólares en una ronda por parte de Sequoia. En 2010-2011, 7,3 millones y, más tarde, 112 millones de dólares de varios inversores y Ashton Kutcher.

Parece una historia de cuento, pero como decía Andersen, "los cuentos se escriben para dormir a los niños y despertar a los mayores".

Imagen| Funders&Founders En Pymes y Autónomos | Alcanzar el éxito desde cero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio