Compartir
Publicidad

Cuando despides a tus empleados y revelan el secreto mejor guardado de tu empresa: El caso Nebraska

Cuando despides a tus empleados y revelan el secreto mejor guardado de tu empresa: El caso Nebraska
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las cafeterías Nebraska, una conocida cadena histórica de Madrid con varios establecimientos, han cerrado de forma repentina. Los dueños vendieron la empresa a una Sociedad de gestión de activos el pasado 21 de diciembre y el 10 de enero los nuevos propietarios informaron a los trabajadores del cese de actividad de las cafeterías. Todos los empleados despedidos.

Estas cafeterías tenían una famosa mostaza que acompañaba sus perritos calientes que tenían multitud de seguidores que comenzaron a protestar por las redes sociales ante la imposibilidad de volver a degustar dicha salsa. Y los trabajadores acabaron por difundir el secreto mejor guardado de Nebraska, la receta de la salsa de mostaza por Twitter.

Consecuencias legales de la difusión de secretos

Aquí hay que tener en cuenta una serie de consideraciones en la revelación de esta información, cuanto menos confidencial. Podría ser que alguno de estos trabajadores que conocen la receta o algún empresario quiere aprovechar el hueco dejado por los clientes para abrir un puesto de perritos que vengan con la salsa de mostaza Nebraska.

Perritos Nebraska

Por lo que se ve existe demanda y serán muchos los que le darían una oportunidad a un local que recuperara este producto. En este caso es importante saber si la fórmula se encontraba o no patentada y si sigue vigente. Poner en marcha un negocio y que luego cuando esté funcionando nos encontremos con que hay que pagar por usar esta fórmula o nos impiden hacerlo puede llevar al traste la inversión.

A la vez los empleados podrían tener problemas si en su contrato firmaron alguna clausula de confidencialidad por revelar esta información. Aunque ya no exista relación laboral, ya que han sido despedidos, estas clausulas pueden prolongarse más allá del fin de la misma si así estaba estipulado.

Esto podría dar lugar a acciones y reclamaciones legales por parte de los dueños actuales de la empresa. Lo peor para ellos sería que si no han cobrado todavía su finiquito o las cantidades que se les adeudan, muchos podrían ver como la empresa decide tomar algún tipo de medida como represalia. Aquí parece que desde luego no todo está resuelto y firmado.

¿Les importará a los nuevos propietarios?

Lo cierto es que en este caso no parece que vaya a ser así, ya que los nuevos propietarios han cerrado todos los establecimientos. Por lo que parece su intención no es continuar con el negocio. De manera que aunque se haya revelado el secreto no supondrá un perjuicio económico para la misma.

Pare que para este grupo inversor lo más atractivo de Nebraska no era su salsa de mostaza secreta, sino más bien sus activos inmobiliarios. Los locales donde se ubicaban las cafeterías, muy bien situados en calles comerciales estratégicas, razón por la que parece se han hecho con la empresa.

Por último está el daño a la marca, al nuevo grupo que ha comprado las cafeterías Nebraska. En este caso al ser un grupo inversor, Corfin Capital, puede que no sea tampoco un factor determinante, ya que a lo que se dedica realmente es a adquirir inmuebles, rehabilitarlos y volverlos a poner en el mercado de alquiler, algo que parece que está haciendo bien en esta operación.

En Pymes y Autónomos | Nueva herramienta para calcular la indemnización por despido de la mano del CGPJ

Imágenes | Cafetería Nebraska 1 & 2

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio