Compartir
Publicidad

Cómo lograr equilibrio y confianza en el trabajo

Cómo lograr equilibrio y confianza en el trabajo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las charlas motivacionales se han convertido en parte del paisaje en el mercado laboral. O bien porque tu empresa decide que debes asistir a una de estas conferencias, o bien porque por iniciativa propia el trabajador cree que en ellas, encontrará respuestas.

Reafirmar tu personalidad y ganar seguridad en ti mismo, es una cuestión que todos podemos trabajar sin necesidad de escuchar al gurú de turno. Porque ser auténtico no tiene nada que ver con ser original o diferente, sólo significa actuar según nuestros principios y tratar de perseguir las metas que nosotros nos hemos fijado, siempre dentro de un contexto realista.

A veces, cuando llegamos a un nuevo trabajo, tal y como está el mercado laboral, lo que buscamos es quedarnos en él el máximo del tiempo posible. Y para ello, tratamos de ser alguien distinto de quien somos en realidad.

Creemos que así será más fácil integrarnos, pero con comportarnos de esta manera no lograremos ser mejor aceptados, puede que a corto plazo sí, pero una fuerte personalidad no se puede ocultar durante mucho tiempo.

Cuando renunciamos a ser uno mismo, nos obligamos a hacer siempre lo que digan los otros y nos impedirá desarrollar nuestra auténtica personalidad y valía. Lo que nos hace especiales.

Para acabar con esa tendencia, es necesario darnos permiso para ser nosotros mismos, es decir, actuar de acuerdo a nuestros principios, aunque no todo el mundo esté de acuerdo.

No es fácil, lo habitual es adaptar nuestro comportamiento al de la mayoría para no desentonar. Pero no hay que dejar que la inseguridad o el perfeccionismo nos bloquee y nos impida actuar con naturalidad en ese nuevo trabajo.

La liberación que sigue a este pequeño cambio, irá de la mano de ser más feliz a mayor autenticidad. Es imposible gustarle a todo el mundo, pero sí es fácil acabar agotado por tratar de complacer a todos.

Ni ser duro con nosotros, ni cortarnos las alas ni por supuesto ser nuestro propio censor nos ayudarán a ganar seguridad en nosotros mismos. Destacar sobre los demás no es malo, siempre y cuando no temamos escuchar algún comentario negativo.

Imagen|Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio