Compartir
Publicidad

Trabajar con una herramienta ineficiente y no darse cuenta hasta renovarla

Trabajar con una herramienta ineficiente y no darse cuenta hasta renovarla
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Cuando hablamos de productividad en las empresas siempre pensamos en hacer más eficientes los procesos. Pero en gran medida la productividad hoy en día depende de máquinas, de un ordenador o un servidor. Trabajamos como siempre lo hemos hecho, pero no somos conscientes de cómo podemos mejorar hasta que no renovamos nuestras herramientas.

Pensamos que el ordenador siempre va a ir lento. Que tenemos que esperar cuando llegamos por la mañana, o al abrir una aplicación o pasar unos datos. Lo mismo si trabajamos de forma centralizada con un servidor. Pero no tiene por qué ser así. Tal vez el cambio no tenga que ser tan importante si somos capaces de identificar los cuellos de botella.

Por ejemplo, nuestro ordenador es lento pero sólo cuando pedimos datos o realizamos una búsqueda de información en nuestra aplicación de gestión que tiene los datos almacenados en el servidor. Esa misma búsqueda si se hace directamente en la máquina que aloja los datos es mucho más rápida.

Aquí se identifica el problema con la velocidad de transmisión de los datos. La red funciona, pero es un cuello de botella para nuestra productividad. O el cableado es antiguo o está en mal estado en algún punto o la electrónica de red que lo sustenta se puede mejorar, por ejemplo cambiando un switch de 100 Mbps por otro de 1 Gbps.

Lo mismo ocurre con los ordenadores que ejecutan aplicaciones. Incluso trabajando en la nube te das cuenta que un equipo antiguo está haciendo que vayas mucho más lento. Y esto cuando hay poco trabajo no es un inconveniente, pero cuando se acumulan las tareas se convierte en un grave problema que nos acaba por desesperar.

Es cierto que hay que poner un límite. No solo por trabajar con mejores herramientas vamos a ser más productivos. Aquí tenemos el claro ejemplo de los smartphones. No por utilizar un Ferrari como furgoneta iremos más rápidos. Pero tampoco tenemos que exprimir la tecnología hasta su agotamiento.

En Pymes y Autónomos | ¿Por qué no te sirven las aplicaciones de productividad?

Imagen | sifpceuc

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos