Publicidad

¿Teclado mecánico o ergonómico? En busca de la ansiada productividad

¿Teclado mecánico o ergonómico? En busca de la ansiada productividad
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando pasas muchas horas al día delante de un teclado, picando código, escribiendo, etc. llegas a apreciar lo que te aporta un buen periférico. Después de años escribiendo desde un portátil por fin decidí buscar un teclado externo para mejorar la velocidad y precisión de escritura. Pero ¿cuál es la mejor opción, un teclado ergonómico o un teclado mecánico?

Lo cierto es que tras oír hablar maravillas de estos últimos dispositivos me encontré con uno casi por casualidad. Un ordenador que todavía conservaba este tipo de teclado, grande ruidoso, pero con un tacto fantástico a la hora de sentir la pulsación y una buena respuesta. La velocidad que conseguía era buena, no así la posición de las muñecas y al poco tiempo mi rapidez disminuía. El cansancio aquí también hace mella.

Pero el aspecto definitivo que me impulsó a prescindir de este teclado era el precio, rondando los 100€. El que había pasado por mis manos tenía una conexión PS2, que no me servía para conectarlo a mi portátil. Además, muchas veces aprovecho el silencio nocturno y la tranquilidad para sacar trabajo adelante. Es lo que tiene ser autónomo, que tu eliges los momentos en los que eres más productivo. Este teclado puede ser realmente escandaloso en este ambiente nocturno. Muchos juntos en un mismo espacio realmente algo muy molesto.

La opción adecuada para mi era un teclado ergonómico. Mi elección en este punto fue uno de los fabricados por Microsoft. de los que todo el mundo hablaba muy bien. Y lo cierto es que no me ha defraudado. Además de ser un teclado inalámbrico que puede cambiar entre el equipo de sobremesa y el portátil sin inconvenientes. La posición que adoptan las muñecas es realmente cómoda y el ritmo de pulsaciones muy rápido, sin que se resienta tu velocidad pasado el tiempo.

Claro que hay que pasar un pequeño periodo de adaptación para cogerle el truco al teclado. Cambia totalmente la posición de escritura que tenías anteriormente y es necesario saber mecanografía para sacarle provecho. Sin embargo el tacto de las teclas es muy agradable, suave y silencioso. El único inconveniente es que ahora el resto de teclados me parecen realmente incómodos.

A veces una pequeña inversión en una herramienta que acabas por utilizar cada día puede maximizar tu productividad prácticamente sin grandes esfuerzos. En la mayoría de las empresas no se presta demasiada atención a estos detalles y lo cierto es que muchas podrían mejorar mucho la capacidad de sus trabajadores.

En Pymes y Autónomos | Cuatro teclados virtuales para los dispositivos móviles de tu empresa

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios