Compartir
Publicidad

Potencia, portabilidad, autonomía, resistencia, ¿qué le pedimos a un portátil?

Potencia, portabilidad, autonomía, resistencia, ¿qué le pedimos a un portátil?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece que la nueva generación de dispositivos portátiles apuesta cada vez más por un diseño muy delgado con pantallas de gran resolución. Sin embargo esto en la empresa no es siempre la mejor opción, excepto para los usuarios de gran movilidad. Pero, ¿qué le pedimos a un portátil en la empresa hoy en día?

La mayoría de las veces los usuarios recogen su portátil, lo meten en su maletín y de allí al maletero del coche. Después de allí va directo a la mesa donde se instala en caso de trabajar en casa del cliente, como podría ser el caso de un consultor, un auditor, etc. Dado que por lo general no se van a conectar a una pantalla externa se agradecen las pantallas de tamaño generoso de 15", que además incorporan teclado numérico.

Por lo general esto implica un sacrificio en el peso y también en la autonomía del dispositivo. En el primer caso, siempre acaba padeciéndolo nuestra espalda, sobre todo si tenemos que cargar mucho tiempo con él. En el segundo caso no suele tener excesiva importancia, ya que el portátil se mueve de una oficina a otra por lo que siempre tendrá un enchufe a mano o incluso un dock.

Luego está la cuestión de la potencia, de la agilidad que nos facilita a la hora de abrir y trabajar con las distintas aplicaciones. Hoy en día los portátiles son muy solventes en este aspecto, aunque siempre hay gamas de procesadores de bajo consumo que sacrifican la potencia para lograr esta mejora en la autonomía.

Un último aspecto a tener en cuenta es el diseño. A veces es mejor gastar un poco más pero a cambio tener una mejor imagen como empresa con un portátil con un diseño más cuidado, mejores acabados sin renunciar a un buen rendimiento por ello. Lo malo es que en este caso tiene un coste, y por lo general nos salimos de la gama media, que es donde se suelen mover todas las empresas.

Cuestión aparte serían las empresas que apuestan por convertibles, ya sean tablets con teclado o portátiles con pantalla táctil con diferente factor forma, que se pueden utilizar de diferentes modos. Aquí por lo general prima la movilidad y el tamaño de la pantalla suele estar entorno a las 12 o 13" sin renunciar a la potencia, ya sea con sistema operativo Windows u otro diferente.

En Pymes y Autónomos | Por qué deberías utilizar un portátil en la empresa aunque no salgas de la oficina

Imagen | Pexels

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio