Publicidad

¿Merece la pena todavía adquirir equipos con Windows 7 en la empresa?

¿Merece la pena todavía adquirir equipos con Windows 7 en la empresa?
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Muchas empresas no planifican los cambios informáticos en sus equipos y simplemente sustituyen cuando tienen una avería o un problema. En estos casos muchas pueden verse en la tesitura de adquirir equipos con Windows 7, de los pocos que quedan ya a la venta, ya que para la mayoría Windows 8 no es una opción. Pero, ¿merece la pena todavía adquirir equipos con Windows 7 en la empresa?

Lo cierto es que con Windows 10 que saldrá a la venta ya mañana quedan pocas oportunidades de adquirir equipos con este sistema. El principal motivo que tienen las empresas para utilizar este sistema es unificar la plataforma, para que todos los equipos trabajen bajo el mismo sistema operativo, lo que al final ayuda a ser más productivos y ahorrar costes de soporte.

Por otro lado los equipos con Windows 7 acaban su soporte en cinco años, en 2020, por lo que estaremos en la misma situación que ahora tienen los equipos con Windows XP. Tenemos cinco años para amortizar los puestos de trabajo, aunque los equipos nos pueden durar un para de años más en buen estado, sobre todo si hemos cogido una máquina medianamente potente.

Aquí también nos podemos ver obligados a seguir utilizando este sistema operativo si tenemos algún programa desarrollado a medida, que no estemos seguros de que va a funcionar de forma óptima en Windows 10. Lo mismo si tenemos hardware antiguo que nos pueda dar algún problema, aunque en principio en este aspecto no hay grandes incompatibilidades entre ambos sistemas.

Por otro lado, excepto en las versiones Enterprisse, que utilizan las empresas que compran licencias por volumen, a actualización a Windows 10 será gratuita durante el primer año. La mayoría de los equipos que están a la venta cuentan con hardware suficiente para hacer que el nuevo sistema operativo de Microsoft funcione de forma solvente.

Con todo esto si tenemos en cuenta el tiempo de amortización, Windows 7 puede ser una buena opción todavía si va acompañada de un buen precio en el equipo. Mejor equipos más limitados en recursos y rápidos de amortizar, que máquinas potentes que tengan más años de duración, siempre que no se tenga pensado pasar a Windows 10 a corto plazo.

En Pymes y Autónomos | Windows 7 acaba su soporte en cinco años, ¿nos actualizamos a Windows 10?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir