Compartir
Publicidad

Cómo evitar utilizar Windows 8 elegir si tu empresa necesita un equipo nuevo

Cómo evitar utilizar Windows 8 elegir si tu empresa necesita un equipo nuevo
2 Comentarios
Publicidad

Desde hace un tiempo ya no se venden equipos con Windows 7 en la mayoría de los establecimientos y proveedores donde las empresas pueden adquirir equipos. Siendo este sistema operativo el más utilizado en el mundo empresarial supone un pequeño problema, si tenemos que adquirir un equipo nuevo en la empresa, pero ¿cómo podemos evitar tener que utilizar Windows 8?

Si nuestra empresa utiliza el programa de licencias por volumen de Microsoft no tendremos problema, porque la licencia del equipo al que sustituye puede pasar al nuevo. Pero esto no es lo más habitual en las pymes y donde se utilizan más las licencias tipo OEM, que están ligadas a la vida útil del equipo y no se pueden traspasar al nuevo.

Windows 8 no ha conseguido que los usuarios se acaben de sentir cómodos. Si no podemos esperar tendremos que tomar una decisión y adquirir un equipo con Windows 8. Si no queremos gastar mucho más dinero podemos configurar el equipo para que arranque de forma automática en el escritorio clásico, y más allá del botón de inicio no habrá mucho inconveniente.

Otra opción es pagar un downgrade de Windows 8 a Windows 7. Esto tiene el inconveniente de que nos supone un coste extra. Es una buena solución si en nuestra empresa deseamos que todos los equipos vayan con la misma versión del sistema operativo y evitar posibles problemas de incompatibilidad con determinados desarrollos o aplicaciones a medida.

La otra opción es esperar al lanzamiento de Windows 10 para actualizarse. Quizás es mejor opción que el downgrade, ya que los años de soporte que tiene por delante este sistema son muchos más de los que le quedan a Windows 7 que finaliza su soporte dentro de 5 años. Además nos puede servir para hacer pruebas para adaptar nuestros programas y aplicaciones al nuevo sistema, así como tener un equipo donde ver las ventajas e inconvenientes del nuevo sistema.

Esto si es imprescindible tener un nuevo puesto de trabajo operativo y no podemos esperar también podemos acudir al mercado de segunda mano. Es una buena opción, donde al ser un equipo antiguo tenemos el sistema operativo que nosotros deseamos, Windows 7, y a la vez hemos gastado un poco menos que en un equipo nuevo.

En Pymes y Autónomos | Windows 7 se acerca al final, Windows 8 no convence y Windows 9 en el horizonte

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio