Cinco soluciones de VPN profesionales para empresas que cumplen con la seguridad necesaria
Tecnología

Cinco soluciones de VPN profesionales para empresas que cumplen con la seguridad necesaria

HOY SE HABLA DE

A la hora de contratar un servicio de VPN en la empresa existen diferentes soluciones para lograr un acceso seguro desde fuera de nuestras oficinas. Siempre es una opción recomendable, por eso queremos hacer un repaso a cinco soluciones de VPN profesionales para empresas que cumplen con la seguridad necesaria.

Para las empresas más pequeñas lo ideal es acudir a servicios de VPN a través de software, donde por lo general se instala una aplicación en un equipo que siempre va a estar conectado en las oficinas a las que queremos acceder y se instala una aplicación cliente en el dispositivo de acceso remoto para acceder de forma segura.

Router VPN, qué es y cómo sacarle partido

Otra alternativa es la creación de una VPN a través de dispositivos de hardware. En este caso se trataría de introducir un router VPN en nuestras oficinas, donde se configuran conexiones, protocolos y usuarios para que desde su casa se puedan conectar. Puede ser algo más complicado y se tiene que contar con una empresa especialista en comunicaciones para hacerlo. Lo recomendable para ponerlo en marcha es disponer siempre de IP pública fija en cada sede a la que queramos conectarnos, algo que tenemos que contratar con nuestro operador de comunicaciones.

Esto en el caso de un servicio para trabajadores remotos. En el caso de querer unir dos o más oficinas a través de VPN se necesitará un router VPN en cada una de ellas que facilite la comunicación. Es importante además de la seguridad asegurar un caudal mínimo de transmisión, 100 Mbps, para facilitar una conexión fluida.

Para la empresa suele suponer una inversión inicial, tanto en la adquisición de equipos como en la puesta en marcha, pero luego su administración es relativamente sencilla y los costes de mantenimiento muy bajos. Lo ideal es que si no tenemos nuestro propio servicio técnico, acudir a empresas especializadas que nos monten el servicio.

Otra alternativa es hacerlo directamente con nuestra operadora de comunicaciones. Todas suelen ofrecer este servicio. La ventaja principal es que garantizan el caudal mínimo, no necesitamos invertir en hardware y ellos se ocupan de todo a cambio de una cuota mensual. El inconveniente es que tenemos que pagar una cuota mensual que suele ser a la larga más costoso.

Configurar la VPN en nuestro equipo de casa

Conexion Vpn

Para la parte que nos ocupa para un trabajador que quiera conectarse a distancia en su casa tendrá que habilitar una conexión VPN. Esto podemos hacerlo sin problema a través de Windows, a través del Centro de redes y recursos compartidos, donde nos ofrece crear una nueva conexión.

Elegimos la opción de conectarse a un área de trabajo o VPN donde nos va a pedir la dirección IP pública de la oficina a la que nos vamos a conectar o un dominio que nos lleve a dicha dirección. Después solo tenemos que poner un nombre identificativo a dicha conexión y hemos terminado.

Vpn Configuracion
Existe la opción de conexión automática

Si se requiere alguna configuración adicional tendremos que hacerlo desde la opción de Cambiar la configuración del adaptador, donde nos aparecerá una conexión con el nombre que hemos puesto y a través del botón de propiedades podremos configurar según las características del protocolo que nos hayan facilitado. Lo puede hacer el propio usuario o ayudarse del servicio técnico. Lo ideal es que no se recuerden credenciales para que siempre que conecten tengan que introducirlas.

Una vez que todo está listo solo tenemos que hacer doble clic sobre la conexión para que inicie el protocolo, nos solicite usuario y contraseña, se valide y levante el túnel de cifrado y conexión segura. Llegados a este punto ya estamos dentro de la red de la empresa y podemos acceder a los recursos de red de la misma.

Conexión VPN a través de nuestro NAS

Muchas micropymes y pequeñas empresas tienen un NAS. Normalmente lo utilizan como un medio de almacenamiento en red, pero también es posible que realicen este trabajo de router VPN. Para ello lo primero que tenemos que saber es si nuestro NAS ofrece el servicio. La mayoría de los avanzados de marcas como Synology o QNAP, por citar dos ejemplos lo ofrecen y funcionan de forma similar.

Vpn Nas

A través de esta aplicación del NAS podemos configurar y crear las conexiones, protocolos y usuarios necesarios para habilitar la conexión. El problema principal está en muchos casos en la necesidad de abrir los puertos en el router que facilite dicho acceso remoto. Los propios sistemas operativos del NAS se encargan de esta apertura, algo que no es demasiado complicado si nuestro router es de tipo doméstico, algo muy frecuente en las empresas más pequeñas.

Una vez que tenemos habilitada la conexión el siguiente paso es habilitar la conexión VPN en el ordenador remoto desde el que nos queremos conectar. En estos casos también nos suelen ofrecer una aplicación cliente que instalamos y facilitamos los parámetros para que se pueda realizar la conexión sin mayores problemas. No es demasiado complicado, aunque si requiere de ciertos conocimientos técnicos. La ventaja es que no necesitamos adquirir nuevo hardware si ya tenemos un NAS.

Conexión remota de Telefónica

Telefónica también ofrece una alternativa muy interesante como software. Se trata de un servicio muy sencillo, con un coste de 5 euros por usuario y mes para empresas pequeñas que tienen contratados menos de 25 usuarios y que baja hasta los 2 euros por usuario y mes y se han contratado otros servicios de VPN-IP con la compañía. Hay que tener en cuenta que los usuarios tienen que ser concurrentes, es decir, podemos configurar el acceso en varios equipos si no nos vamos a conectar desde dos a la vez.

Para ponerlo en marcha hay que instalar un pequeño programa de software sobre un equipo del cliente siempre conectado, normalmente el servidor. Después se instala un segundo programa en el ordenador remoto que se quiere conectar  con los datos de conexión que previamente hemos definido en el portal de gestión web de los usuarios. Si ya somos clientes de telefónica es una de las mejores opciones. Su mayor inconveniente es que solo está disponible para sistemas Windows.

NordVPN

NordVPN es muy popular para tener VPN doméstica para también ofrece otra solución similar que permite a los trabajadores remotos conectarse de forma segura a los recursos de la red corporativa a través de una aplicación que tienen instalada en sus equipos. Una vez conectada levanta el túnel de cifrado que asegura la comunicación y facilita el acceso sin importar desde que red nos conectamos, ya sea la de nuestra casa o la de una WiFi pública del aeropuerto, por citar varios ejemplos.

El coste en su modalidad básica es de unos seis euros por usuario si se  contrata de forma anual. La ventaja es que tenemos una administración online donde podemos cortar la conexión, acceso de los usuarios y conceder permisos de forma sencilla e intuitiva o la elección de diferentes servidores alrededor del mundo, algo interesante si tenemos negocios fuera de España.

Viprvpn

Viprvpn es otra solución interesante aunque enfocada para empresas de tamaño mediano, ya que su solución parte de 240 euros al año. Dispone de servidores VPN tanto en España como en diferentes países de la UE y a nivel mundial. Nos facilita un acceso seguro a nuestras redes corporativas y está especialmente pensado para trabajadores en remoto.

La administración de los usuarios es muy sencilla gracias a su panel web. Además ofrece aplicaciones tanto para equipos de sobremesa como para smartphones o tablets, algo en lo que otras soluciones no son tan completas. Presumen de tener una capa de seguridad adicional al protocolo de VPN, así como de una velocidad de conexión de las mejores del mercado.

La gran ventaja de las soluciones de software es que no necesitamos hardware adicional, no tenemos que contratar IP estática con el operador y pagamos por usuarios concurrentes. Es decir, vamos a contratar tantos como necesitemos que estén conectados a la vez, lo que da una solución muy flexible para muchas empresas a bajo coste. En el caso de NordVPN o Viprvpn también tenemos la posibilidad de utilizar el servicio con todo tipo de equipos, desde ordenadores a tablets o smartphones.

Temas
Inicio