Publicidad

Apaguen sus móviles y sus relojes al llegar a su puesto de trabajo

Apaguen sus móviles y sus relojes al llegar a su puesto de trabajo
1 comentario

Publicidad

Hasta hace poco las empresa estaban preocupadas por limitar el acceso a Internet de sus empleados en los equipos de trabajo, los ordenadores. Desde hace un tiempo esto no sirve prácticamente de nada puesto que ahora también tienen Internet en sus teléfonos móviles y últimamente llegan a los relojes. ¿Será el momento de ver cómo las empresas actúan como en los aviones y obligan a los empleados a apagar sus móviles y relojes al llegar a su puesto de trabajo?

Para las empresas que veían en Internet un enemigo, suponía una fuente de distracción que evitaba que los empleados completaran sus tareas asignadas. También se podía ver como un problema para la seguridad de la empresa y una forma de consumir el ancho de banda contratado en tareas poco o nada productivas.

En las empresas en las que he trabajado, siempre he pensado en Internet más como un aliado que como un enemigo, como una herramienta de ahorro, de tiempo y mejora de la productividad, que como una forma de perder el tiempo. Y lo cierto es que en la mayoría de ellas estaba limitado su acceso.

En muy pocas he visto que se trabajara para formar a los empleados en un uso responsable de los recursos y ahora, cuando Internet está en sus dispositivos privados, en muchos casos es muy complicado ponerle freno. ¿Tenemos que habilitar taquillas para que depositen teléfonos, relojes, gafas y cualquier otro dispositivo susceptible de conectarse a Internet durante el trabajo? ¿Basta con pedir que estos dispositivos estén guardados y no sobre la mesa? ¿No surgirán otros nuevos en poco tiempo?

Lo cierto es que creo que es necesario un cambio de mentalidad en la empresa. Donde los empleados tengan acceso a todos los recursos y sepan utilizarlos de forma responsable. Todos sabemos dónde está el límite en estos casos, qué es un abuso de confianza y qué un uso responsable.

Un ejemplo, entrar a Facebook cinco minutos cuando hemos acabado una tarea y comenzamos otra nos ayuda a despejar la mente y poder concentrarnos de nuevo más rápido y mejor. Entrar a Facebook y quedarnos enganchados el resto de la mañana... La medición de la productividad es la clave en este caso.

En Pymes y Autónomos | ¿Aprovechan las empresas todo el potencial de internet?

Imagen | Pexels

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios