Publicidad

RSS gestión tesorería

Cinco consejos para controlar mejor nuestro cash flow y no morir en el intento

Comentar
Cinco consejos para controlar mejor nuestro cash flow y no morir en el intento

Todas las empresas, con independencia de su tamaño y de su sector de actividad, deben tener controlada una serie de variables clave para la correcta gestión de su negocio. Entre ellas, cabe destacar aquellas que tienen que ver con la liquidez de la empresa, un aspecto fundamental para evitar situaciones tan complicadas como puede ser una suspensión de pagos que puede conducir de manera inexorable a una quiebra.

Entre ellas, quizá el indicador más importante en relación con la liquidez es el cash flow. Se trata de una variable que refleja cuál es el flujo actual de cobros y pagos, y que trata de explicar la situación de tesorería actual de cualquier empresa. Dicho de una forma llana, sirve para determinar de cuánto dinero contante y sonante disponemos para pagar a nuestros proveedores, a nuestros empleados, a las administraciones públicas y para acometer inversiones, entre otras muchas cosas.

Y como la actividad cotidiana del negocio no para ni espera por nadie, es fundamental llevar un control lo suficientemente exhaustivo para no tener sustos y operar con mayor tranquilidad. Por ello, mantener un control diario o semanal de nuestra tesorería es esencial. Pero, ¿cómo llevarlo a la práctica? Os dejamos con algunos consejos.

No te olvides de llevar tu cash flow allá donde vayas

Las actuales herramientas permiten llevarnos casi toda la contabilidad de nuestra empresa a cualquier lugar, y monitorizarlo desde nuestro teléfono móvil. Por eso, conviene elaborar hojas de cálculo más o menos complejas y reflejar ahí el estado de nuestro flujo de caja. De esta manera, podremos conocer en todo momento cuál es el estado actual de nuestra tesorería y establecer alertas cuando las cosas no marchen tan bien.

¿Crees que todos los clientes van a pagarte?

Lo más razonable es que todos los clientes paguen sus facturas a tiempo. Sin embargo, existen algunas circunstancias que pueden provocar retrasos en los pagos o incluso impagos. Por esta razón, es conveniente establecer un plan de contingencia por si surgen algunos clientes morosos a través de algún tipo de provisión que reduzca este riesgo.

Controla los costes de tu negocio

Si bien los ingresos de cualquier negocio son variables impredecibles que se escapan al control del negocio, los costes de operación siempre son susceptibles de ser reducidos. Calcula tus costes por áreas y los porcentajes que estos suponen sobre el volumen de tu negocio, estableciendo unos topes para limitar cuántos fondos se van en cada partida para no sobrepasarlos.

Determina tu punto de equilibrio

Desde el punto de vista del cash flow, el punto de equilibrio es aquel en el que los ingresos menos los gastos dan como resultado cero. Es importante calcularlo para saber si llegas o no a los requerimientos de cobros que necesitas para mantener un margen con respecto a los pagos con el objetivo de reducir tu estrés de forma significativa.

Controla el periodo de pago a proveedores y de cobro a clientes

El proceso de facturación no termina hasta que no se recibe el cobro de nuestros clientes o se efectúa el pago a proveedores. Para tenerlo bajo control, es recomendable llevar un registro claro de las facturas emitidas y que te han emitido, así como los tiempos de cobro y pago de cada una de ellas, y que esta información esté estructurada de manera clara y visual, estableciendo alertas en caso de que sea necesario.

En Pymes y Autónomos | ¿Qué son las cuentas anuales? El estado de flujos de efectivo

Imagen | nattanan23

Leer más »

Cinco cuadernos bancarios que harán más fácil la gestión de la tesorería de tu pyme

2 Comentarios
Cinco cuadernos bancarios que harán más fácil la gestión de la tesorería de tu pyme

La tesorería de las empresas es un aspecto fundamental de su día a día. En ocasiones, sin embargo, su gestión se convierte en una tarea ardua y muy compleja que, además, puede acarrear importantes costes, especialmente si contamos con un elevado volumen de cobros y pagos. Para facilitar esta gestión, las entidades financieras cuentan con una serie de servicios cuyo objetivo es automatizar al máximo posible esta tarea, a través de unos estándares fijadas por la Asociación Española de Banca (AEB) que establecen cuáles son las características de los ficheros informáticos emitidos o recibidos por una entidad financiera.

Estas normas, también conocidos como cuadernos bancarios, establecen los procedimientos automáticos a través de los cuales se realiza el tratamiento de la información relativa a los productos y servicios bancarios utilizados habitualmente en el ámbito empresarial. De esta manera, las empresas pueden desarrollar o utilizar programas de contabilidad informáticos (o incluso integrarlos dentro de su software de facturación) que permitan procesar esta información de manera automática, generando importantes ahorros de tiempo y, sobre todo, de dinero. Estos son los cinco cuadernos más importantes que todas las empresas deberían utilizar para optimizar la gestión de su tesorería.

Leer más »
Publicidad

¿En qué consiste la conciliación bancaria?

Comentar
¿En qué consiste la conciliación bancaria?

La conciliación bancaria es la comparación que las empresas realizan entre los apuntes contables que la empresa tiene contabilizado en libros de los extractos de sus cuentas corrientes y los ajustes que la propia entidad bancaria realiza sobre la misma cuenta.

Consiste en un proceso que permite comparar los valores que la empresa tiene registrados en una cuenta de ahorros o en una cuenta corriente con los valores que el banco le suministra mediante extracto bancario, que suele recibirse periódicamente, bien sea mensual, quincenal o semanalmente.

Leer más »

¿Por qué no puede afrontar mi empresa sus pagos con normalidad?

Comentar
¿Por qué no puede afrontar mi empresa sus pagos con normalidad?

Es unos de los grandes problemas de las empresas, la gestión de la tesorería. En primer lugar, hay que estudiar si la empresa genera beneficios o no. Si la empresa genera pérdidas, como es lógico, significa que tiene más gastos que ingresos, y evidentemente, a un plazo relativamente corto (depende con el capital que la empresa cuente), va a tener problemas para afrontar sus pagos. La solución es obvia, ampliar su capital.

Pero el caso contrario, sucede cuando una empresa genera beneficios, y pasa por verdaderas dificultades para afrontar sus pagos a corto plazo. Para poder solucionar dichas situaciones, lo primero que debemos hacer es identificar los motivos, que son de muy diversa indole y variados.

Financiar activos fijos mediante la tesorería de la empresa o el circulante. Para que nos entendamos, si mi empresa compra un coche (activo fijo), y yo pago al contado dicha adquisición, como es obvio, ese dinero me va a hacer falta para afrontar los pagos corrientes de mi empresa. La solución es obvia, si no dispongo de la liquidez suficiente para realizar una compra al contado, debemos recurrir a las fórmulas habituales de financiación, dígase préstamos de duración mínima de dos años, leasing, renting...

Leer más »

Nuevo Plan General de Contabilidad: Principales Cambios (IV) - 1º Parte

Comentar
Nuevo Plan General de Contabilidad: Principales Cambios (IV) - 1º Parte

Aparece en el nuevo plan la figura del estado de flujos de efectivo (EFE). Es un estado financiero cuya finalidad es mostrar las fuentes de obtención de tesorería durante el ejercicio económico. Seguramente, este estado financiero es el más intuitivo para los usuarios de la contabilidad que no tengan conexion con esta disciplina, pues nada más echar un vistazo nos podemos hacer una imagen de la obtención y el uso de la tesorería. Además, es el estado más usado por toda clase de empresarios, al hacer los distintos cierres de caja. Los flujos de efectivo los vamos a distinguir en:

Flujos de efectivo procedentes de las actividades de explotación. Estos flujos son los ocasionados por las operaciones que intervienen en la determinación del resultado de la empresa, es decir, aquellos cobros y pagos que provienen de la gestión de las actividades ordinarias. La variación del flujo de efectivo ocasionada por estas actividades se mostrará por su importe neto, a excepción de los flujos de efectivo correspondientes a intereses, dividendos percibidos e impuesto de sociedades, de los que se informará separadamente. A estos efectos, el resultado del ejercicio será objeto de corrección para eliminar los gastos e ingresos que no hayan producido un movimiento de efectivo e incorporar las transacciones de ejercicios anteriores cobradas o pagadas en el actual.

Leer más »
Publicidad
Inicio