Publicidad

Trabajadores de la misma empresa sujetos a diferentes convenios

Trabajadores de la misma empresa sujetos a diferentes convenios
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Existen empresas en las que los trabajadores están sujetos a diferentes convenios. El origen típico de estos casos suele venir por operaciones de compraventa de negocios, cambios en la política de recursos humanos o ajustes en la actividad de la empresa (por ejemplo, un promotor inmobiliario que se pasa a gestor de proyectos). Al principio, es habitual que no se le dé importancia, pero tarde o temprano, la situación puede volverse en contra del empresario o de los trabajadores.

Si en un equipo de trabajo hay personas con diferentes derechos, por tener diferentes convenios, lo que en realidad hay es un desequilibrio que estará siempre presente, nos guste o no. Que si hay una diferencia en el número de horas máximas a trabajar a lo largo del año, que si unos tienen más o menos días de vacaciones que otros o para asuntos propios,... Sí, ya sé que podemos pensar lo mismo de la remuneración, pero para mi esa es la excepción. Por ejemplo, cómo le explicamos a un trabajador que tiene que ir a currar el día 24 de diciembre, mientras sus compañeros, por estar sujetos a otro convenio, se quedan en casa tan panchos ¿A ti qué te parecería?

Mal rollo y una situación en la que no me gustaría verme involucrado. Si conviven 2 convenios diferentes en una misma empresa, lo que tenemos es una balanza desequilibrada, que tarde o temprano habrá que cuadrar. Si son más de 2, el problema es aún mayor y habrá que hacer encaje de bolillos. Estrategias para solucionarlo hay muchas. Si somos bien pensados, lo normal es establecer una negociación empresa/trabajadores con el objetivo de unificar el convenio. Dependiendo de la fuerza de cada parte y de si se hace un buen trabajo o no, el asunto se resolverá en un mayor o menor plazo. Lo que tengo claro es que a nadie le beneficia que la situación se alargue en exceso y que genere tensión interna entre los trabajadores o problemas a la empresa, por ejemplo, un descenso de la productividad.

Si me pongo a pensar mal, se me ocurre una estrategia de presión por parte de la empresa hacia los trabajadores, o bien al revés, un movimiento desde la base que ponga contra las cuerdas al negocio. Mal asunto si se llega a alguna de estas 2 situaciones y más vale que te pille confesado ¿Alguien ha vivido alguna situación como esta? ¿Cómo lo habéis resuelto?

En Pymes y Autónomos | Aumentos de sueldo para el 2010: claves a seguir Imagen | Sheepback.Cabin

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio