Compartir
Publicidad

Operativa financiera con la Letra de Cambio: Descuento Comercial vs. Gestión de Cobro

Operativa financiera con la Letra de Cambio: Descuento Comercial vs. Gestión de Cobro
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vamos a centrarnos por un momento en como manejamos las letras de cambio en relación a nuestro Banco, a nuestra entidad financiera. Tarde o temprano, lo normal es que acaben pasando por él, por tanto sepamos como funcionan en cuanto cruzamos el umbral de nuestra sucursal, conozcamos que posibilidades tenemos, cuales son sus costes, en que nos hemos de fijar, etc...

Para empezar, hay dos grandes tipos de negocio que podemos llevar a cabo con el Banco, y que se derivan de lo apremiante de nuestra tesoreria y de algún otro factor. Podemos solicitar que el Banco nos descuente la Letra, o podemos solicitar que el Banco la meta en Gestión de Cobro. Son dos modalidades muy distintas:

  • El Descuento Comercial no consiste en otra cosa más que en anticipar esa letra. El Banco nos financia. Nosotros endosamos la letra a su favor, convirtiéndole en Tomador de la misma. Nos abonara el nominal de letra (pudiendo, si lo convenimos, retenernos parte), nos cobrará lo que hayamos pactado, y al vencimiento de le letra pueden pasar dos cosas: que el Banco cobre, o que no no cobre. Si ocurre lo primero, estupendo. Si sucede lo segundo, el Banco nos cargará la letra en la cuenta, con los gastos correspondientes. El banco puede dirigirse contra el librador, o contra otros endosantes, pero lo normal es que lo haga contra quien ha descontado el efecto. Por operatividad y ya que no precisa de ningún tipo de mecanismo judicial. Aunque no es necesario se supone que el descuento se hace sobre una cuenta a a la vista, y se supone que se trata de un cliente con una mínima vinculación, por lo que le resulta sencillo cobrarse contra él. Si el cliente no tiene dinero, es cuando emprenderá acciones judiciales, y a hí es posible que acabe dirigiéndose contra el librado u otros.

  • La Gestión de Cobro. En la Gestión de Cobro el banco no anticipa ningún dinero, es un mero tramitador del efecto comercial, cobrando unas comisiones por ello. Si hay dinero se abona y si no, no. Viene a ser el equivalente a ingresar un cheque por compensación, donde salvo que se otorgue descubierto, no hay un abono de dinero disponible hasta que se confirme el buen fin del cheque, que este ha sido satisfecho. En la Letra, los plazos en gestión suelen ser superiores a los del cheque, luego en este sentido debemos estar en sobreaviso. Muchos prefieren, por rapidez y comodidad descontar las letras cuando están muy cerca del vencimiento(aunque suele haber un mínimo de días a liquidar), para así poder disponer del dinero de inmediato. El coste financiero es ligeramente superior, y les evita tensiones financieras.

Dada la ajustada tesorería que suele tener una empresa, el grueso de las operaciones que se realizan suele ser de descuento (aunque, como es lógico, lleva implícita una gestión de cobro). Veremos a continuación como se liquida una letra, y su relación con las denominadas lineas de descuento.

Imagen | Daquella manera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio