Publicidad

No siempre lo pasado fue mejor

No siempre lo pasado fue mejor
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Me hace gracia muchas veces cuando escucho hablar a personas que hablan de cualquier producto o servicio sacralizando lo que se hacían décadas atrás, y esto es útil para todo lo existente en el mercado, pero muy especialmente es evidente si hablamos de temas textiles, alimentarios o automovilísticos. Y si este producto o servicio ya se prestaba en la época de nuestros tatarabuelos (como más años mejor) más tienden a sacralizarlo y decir con tono de haber perdido algo que entonces todo se hacia mejor.

Cuantas veces no hemos escuchado aquello de: “los tomates de entonces si que tenían sabor”, “el pan era otra cosa”, “o unos zapatos eran para siempre”. Decir eso y negar todo lo que hemos avanzado en los últimos años es renegar de la propia evolución, y además yo no estoy para nada de acuerdo que lo de antes siempre fuese mejor.

Y para exponer ello quiero basarlo bajo dos prismas: el de la calidad misma del producto, y el del coste del producto. Es decir, me sorprende que digan que por ejemplo todos los productos alimentarios anteriores eran mejores y lo de hoy poco menos que una porquería, cuando en la actualidad resulta que hemos alcanzado las más altas cotas de seguridad alimentaria, los alimentos no producen apenas infecciones, etc. ¿Los productos son más asépticos? Seguro. ¿Más industrializados? Evidentemente, pero que hayan cambiado no significa que sean peores.

Y en segundo lugar, los términos económicos y de costes. Me hace gracia escuchar como se reclaman textiles de la misma calidad que antaño o coches que sigan siendo tanques a nivel estructural, por no hablar de la producción artesanal, o en general todo lo relacionado con lo de antaño. Pues si estos mismos que lo reclaman, entendiesen que si hoy se fabricase con la misma calidad y con los mismos procedimientos y materias que antaño, ese frasco de rica miel o ese coche que van a comprarse les costaría unos cuantos ceros de más, dejando de sacralizarlo.

No se trata de negar que probablemente hemos perdido calidad en algunos aspectos, pero de eso a negar que hemos avanzado en muchos otros media un trecho, y además dos últimos apuntes al respecto: como he dicho si queremos calidad a la vieja usanza paguémosla, y segundo entendamos que la sociedad ha cambiado y que en muchos aspectos ya no quiere lo que antes pretendía. Hoy nadie quiere un traje para toda la vida, hoy se quiere un traje de diseño y moderno para vivir la experiencia, y luego a otra cosa mariposa.

En Pymes y autónomos | Certifica que eres bueno
Imagen | Eneko Astigarraga

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir