Compartir
Publicidad

La nueva división de poderes

La nueva división de poderes
2 Comentarios
Publicidad

De la misma forma que los guionistas pusieron en jaque la industria de Hollywood o “fabrica de sueños”, los informáticos de la administración, y concretamente de la Agencia Tributaria o “fábrica de pesadillas” podrían hacer lo propio con el Estado.

Sinceramente, desconozco si los informáticos de la Agencia Tributaria disponen de su propia sección sindical o representación que cubra sus intereses, pero lo que está claro es que de no ser así les invito a que lo hagan.

Es evidente que a fecha de hoy la sección informática de la administración es el corazón del propio Estado, además del pilar que sustenta cualquier recaudación de tributos, tanto propios como ajenos. Los informáticos de la Agencia Tributaria deberían cobrar además de un fijo, un importante porcentaje de lo recaudado; de no ser así, es su deber asociarse y hacer frente común, defendiendo lo que por derecho propio les corresponde.

Deben saber que esas constantes reformas legislativas, esas continuas modificaciones de criterios, esas apremiantes decisiones acaban teniendo un único destinatario, un denominador común que en la sombra las implementa, el informático.

Es la pieza clave del sistema y por ese motivo sus integrantes deben ser los mejor pagados de la administración. De no ser así el sistema está viciado, y por ello es necesaria una revolución. Dejen que los políticos riñan con juegos de niños tales como amnistías fiscales e intenten resetear literal y fiscalmente al Estado como Gates (Diós) manda, o ¿Qué os parece una huelga prescriptiva?, ¿Un formateo impositivo? en fin, eso lo dejo en vuestras manos que seguro que no falta imaginación. Estaría bien ¿verdad?, pondría a cada uno en su sitio y daría un respiro a los sufridos, pacientes y tolerantes aunque no se lo parezcan, empresas y asesores.

Podría ser el fin del estado de derecho tal y como se gestó durante la Revolución Francesa, y el inicio una nueva era, la de los cuatro poderes. Los conocidos Legislativo, Judicial y Ejecutivo al que se añadiría un espléndido y emergente Poder Informático.

Si el problema de todo lo que apunto es el dinero, no se sobresalten que para eso están la emisión de deuda pública (algo que se arregla con un par de clics) y mi hijo, que entre otros muchos por nacer se harán cargo de ella. A estos últimos no se les apodará Generación X, ni Y, ni silenciosa, serán la

Generación pasivo

Imagen | Galería de Solidstate_

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio