Publicidad

España no es un país con 'malos' empresarios

España no es un país con 'malos' empresarios
Sin comentarios

Publicidad

Cada vez es más frecuente escuchar que ser un 'mal empresario' en España es muy rentable, que resbalar a la legislación no tiene ningún tipo de cortapisa, y que ser un empresario 'de ley' no está asociado al éxito, o sencillamente, está pasado de moda.

A este respecto, he de afirmar que aunque existen casos de empresarios que no nos han brindado el mejor ejemplo, como en todos los países, la amplia mayoría cumple con sus obligaciones fiscales, laborales y contractuales. Por lo que de ningún modo se puede afirmar de manera categórica que nuestros empresarios son malos ejemplos.

La pena de este asunto es que los buenos ejemplos, es decir, la mayoría, queden en la trastienda. Y que además, no podemos olvidar que el 90% de nuestro tejido productivo son las pequeñas y medianas empresas, empresas que cuentan con menos 'herramientas' y soporte administrativo para emprender acciones que no se atengan a la legislación.

Tal vez el problema resida en que teniendo en cuenta el marco regulatorio en el que nos desenvolvemos, se presupone en todos los casos que se actúa de buena fe, y tal vez debamos acercarnos a un nuevo sistema en el que tome una mayor parte la objetividad, se endurezcan las sanciones, y comencemos a discriminar a quien proporciona un mal ejemplo, y que estos de ninguna manera pasen inadvertidos ante la justicia, y ni mucho menos sean un ejemplo a seguir por otros empresarios.

En Pymes y Autónomos | La corrupción política supone un grave prejuicio para las pymes y autónomos Imagen | daquellamanera

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir