Compartir
Publicidad

Cuando el trabajo es la causa de tu tristeza y cómo mejorar tu estado de ánimo

Cuando el trabajo es la causa de tu tristeza y cómo mejorar tu estado de ánimo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sentimientos desagradables se han instalado en tu día a día. Ir al trabajo es la peor de las condenas, te cuesta encontrar algo que te genere ilusión y te invade el desánimo. Aunque parezca difícil hay que invitar con cortesía a que esa sensación se vaya de tu vida.

El primer paso es aceptar la tristeza en una sociedad donde ser feliz parece una obligación, lo cual ni es sano ni lógico. La tristeza es pasajera y una persona inteligente no la ocultará con diversión ficticia, sino que tratará de aprender de ella. Para mejorar en lo laboral y en lo personal.

Una oportunidad para mejorar

Un periodo de tristeza ayuda a crecer. Como decía Marcel Proust: "La felicidad es saludable para los cuerpos, pero la pena es la que desarrolla las fuerzas del espíritu". La tristeza no es algo raro ni malo. Lo extraño es encontrar un instagram de una empresa o de una persona donde sólo se ven momentos de felicidad.

Eso es artificial, irreal. La vida está compuesta de momentos alegres y tristes. Si tu trabajo te produce tristeza, sabes que puedes superarla si cambias algo en tu interior y haces algo de cara al exterior como hacer algo por los demás.

Los que no saben llorar con todo su corazón, tampoco saben reír, Golda Meir

Tenemos cuatro emociones básicas, que se repiten en todas las culturas: ira, miedo, alegría y tristeza. Y todas tienen su razón de ser. La tristeza al contrario que la alegría no nos invita a movernos más, sino a descansar. Un periodo de tristeza nos obliga a reflexionar, y esto nos llevará a evolucionar.

Estar triste es una oportunidad para mejorar

Se ha demostrado que cuando estamos tristes, tenemos más capacidad para memorizar y que, además, nuestras valoraciones sobre lo que ocurre son más acertadas que cuando estamos alegres. Siempre hablamos desde el punto de vista de una tristeza moderada, no de una depresión.

De un día para otro no va a desaparecer. Lo mejor es aceptarla aunque como comentábamos estar triste parece no estar bien visto. Es más, la sociedad te hace sentir culpable. Así que es importante aceptar que estamos abatidos pero machacarse ni regodearse en el dolor. Tu trabajo lo reflejará y tus relaciones personales.

Caminar, distraerse, sin necesidad de acudir a grandes eventos, no aislarse y quedar al menos con una persona será fantástico para sobrellevar este sentimiento. Escribir también es una opción. Cuando estamos tristes los pensamientos son difusos, pero en el papel todo parece más claro.

Todo pasa y esto también pasará

Tal vez tu trabajo no sea el mejor del mundo pero en tu vida hay personas y cosas maravillosas. No se trata de grandes lujos sino de cambiar tu forma de ver la vida de manera tan negativa. Es normal y natural estar triste por una ruptura, una pérdida o por problemas económicos. Pero en nuestras manos está encontrar las estrategias para no dejar que vaya más allá de lo necesario.

Todos somos valiosos. Hemos hecho cosas extraordinarias para los demás, y que quizás no tenemos en cuenta, reflexionar sobre ello, hacer un viaje al pasado reciente nos hará recordar que no siempre nos hemos sentido tan vulnerables y sin ganas de hacer nada.

Renegar de la tristeza o alimentarla hará que no desaparezca tan fácilmente. Somos seres humanos y no máquinas. Tras una etapa de tristeza vendrá otra en la que no sólo nos conoceremos mejor, sino que daremos lo mejor de nosotros en todos los ámbitos y por supuesto en el laboral también.

En Pymes y Autónomos|¿Cobrarías menos si eres feliz en tu trabajo? Seis de cada diez empleados si lo haría

Imagen|DragonWeer

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio