Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Con corbata o sin corbata?

¿Con corbata o sin corbata?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Personalmente desde muy jovencito siempre aposte por lo clásico, incluso personalmente y siendo consciente de que eso me alejaba de otros seres humanos de mi misma edad, yo siempre por gusto y voluntad propia prefería vestir con unos buenos pantalones de vestir y una buena camisa, conjugada con una corbata y demás complementos, que no ir con unos jeans (o demás ropa informal), lo que yo por aquel entonces consideraba zarrapastroso.

Y todo esto que no tendría mayor relevancia que los gustos personales en el vestuario adquiere notoriedad e interés para hacer un artículo cuando pensamos en los usos y costumbres en el vestir del personal de una empresa, ¿como se debe ir vestido al trabajo?, ¿la formalidad como seña de identidad o mejor un estilo más informal, más casual?, ¿gomina y plancha perfecta o patinete y Dockers “made in Google”?

Personalmente he pasado de ese estilo híper clásico que mencionaba a un estilo más controladamente informal o formal según el momento, y si eso lo traducimos al mundo de la empresa y a mi forma de entender el vestuario que debería darse en el ámbito profesional, encontramos como resultado a que el modelo que encuentro apropiado es el de la relajación de las costumbres pero sin caer en la chabacanería.

En estos últimos años hemos visto el auge de una nueva generación, de una nueva forma de entender la vida y los negocios, una nueva forma en la que hacer negocios casi con zapatillas de estar por casa y pantalones cortos es lo más moderno que podemos encontrar, ¿pero eso es útil para todas las empresas?, ¿para todas las ocasiones?, veámoslo.

Sinceramente creo que para basarnos en las pautas de vestuario tenemos que basarnos en dos factores principales: el sector que nos ocupa y muy especialmente el momento que nos ocupa, en el siguiente párrafo me explico detalladamente.

Por supuesto no será lo mismo si nos dedicamos a un sector u otro, un sector requerirá mayor formalidad y otro esa formalidad estará mal vista, no hemos de olvidar que en parte el vestuario es vender una imagen, y cada sector requiere una imagen distinta, pero a rasgos generales diría yo que en todos o casi todos los ámbitos se impone una relajación de las costumbres pero que en todos, en este caso si que digo incondicionalmente en todos los ámbitos esa relajación no debe llevarnos a sobrepasar ciertos limites, es decir puede que la corbata no se necesite, incluso que (no solo el viernes) podamos ir más casual (siempre) a la oficina, pero más casual no significa que nuestro atuendo sea el de irnos a la playa.

Y si el sector marcará la pauta a seguir, creo que más la marcará aun el momento determinado que nos encontremos, pues si partimos de la base que en casi todos los sectores la relajación y lo informal se va imponiendo, probablemente hemos de fijarnos en otra esfera, la del momento, es decir trabajemos donde trabajemos vestir según nuestra actividad, es decir, no será lo mismo el día que tengamos que recibir clientes, que el día que pasemos encerrados todo el día en el despacho, pero sea como sea sigo aconsejando ser todo lo modernos que queramos vistiendo y desplazándonos en patinete (cosa que considero muy interesante para ambientes creativos), pero que como he dicho no sobrepasemos ciertos limites, la barbacoa si nos apetece llegará el fin de semana.

En Pymes y Autónomos | Trajes y corbatas
Imagen | fluzo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos