Compartir
Publicidad

Vender con estrategias de ayer

Vender con estrategias de ayer
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

¡Me ha tocado una bolsa de patatas con premio!” Esto podría decirlo yo mismo, o cualquiera de vosotros, hace 20 años. Ya casi había olvidado esa etapa de mi niñez cuando abrías la bolsa de patatas esperando ver aquellos sobrecitos de papel que contenían el “rasca y gana” con los premios más variados.

Por lo visto, las grandes empresas de marketing no sólo están rescatando del olvido marcas antiguas, como “Matutano“, sino que además nos están atacando con técnicas que ya demostraron su efectividad hace muchos años. Se trata de una vuelta a los orígenes, o un revival del marketing más primario y directo, aumentar las ventas o dirigir la elección hacia un producto concreto utilizando como gancho la posibilidad de obtener un premio por la compra.

En cierto sentido, el empleo de este tipo de acciones comerciales, tiene toda su lógica, y más en los tiempos que corren. En primer lugar porque se utilizan técnicas que gran parte de los consumidores ya conocen y aprecian, lo que aporta cierta tranquilidad, tanto al anunciante, confiado en su estrategia, como al propio comprador, que obtiene una recompensa. En segundo lugar, y porque negarlo, porque generan un sentimiento de ilusión o expectación. Quizá los adultos no demos mucho valor a la posibilidad que nos regalen otra bolsa de patatas, pero si nos regalan un Audi, nuestra percepción variará.

Entonces surge la pregunta, ¿este tipo de campañas pueden ser utilizadas por una Pyme? La respuesta, sin la menor duda, sólo puede ser positiva, simplemente hace falta rebuscar en el imaginario colectivo, y rescatar alguna idea que ya cosechara su éxito.

Porque lo antiguo, hoy más que nunca, está de moda.

Imagen| Bajo la línea

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio