Compartir
Publicidad

¿Por qué se resiste a morir la tarjeta de visita en la empresa?

¿Por qué se resiste a morir la tarjeta de visita en la empresa?
2 Comentarios
Publicidad

Uno de los reductos analógicos de la empresa siguen siendo las tarjetas de visita. Es una forma de facilitar nuestro contacto que ha estado en vigor desde hace años y que sigue vigente a pesar de la digitalización de muchas empresas. Pero, ¿por qué se resisten a morir las tarjetas de visita en el mundo de los negocios?

Fundamentalmente por un motivo, cubren la necesidad de mantener el contacto con otra persona tras un encuentro presencial. No tienen sentido ya si nos comunicamos por teléfono o correo electrónico, pero si cuando tenemos un encuentro cara a cara con otra persona como una forma muy rápida de que se quede con nuestros datos.

Quizás se han vuelto más efímeras. Apenas durarán lo que tarden en pasar los datos a un formato digital, lo cierto es que la mayoría de la gente ya se ha deshecho de los tarjeteros tradicionales donde se acumulaban todos nuestros contactos. Sin embargo es mucho más cómodo que anotarlo en un papel o de forma rápida en el móvil, donde muchas veces los contactos se quedan incompletos.

Lo cierto es que la tarjeta de visita se ha reinventado, con un formato más atractivo, con más importancia de redes sociales, si se utiliza o no WhatsApp, etc. Y esta es su gran fortaleza, ser un agrupador de contactos, donde muchas veces además del teléfono aporta más información para contactar con nosotros.

Existen servicios como About.me que hacen esto mismo digitalmente, pero no todo el mundo lo utiliza. Además la tarjeta de visita tiene una sencillez en la que radica parte de su atractivo. Claro que esto tiene inconvenientes, la obsolescencia, el coste de generar la tarjeta, pero sus ventajas todavía hacen que sea muy bien valorada por los profesionales.

En Pymes y Autónomos | ¿Por qué seguimos intercambiando tarjetas de visita?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio