Compartir
Publicidad

En tiempos de crisis reparte tus beneficios con tus clientes

En tiempos de crisis reparte tus beneficios con tus clientes
Guardar
3 Comentarios
Publicidad


Puede sonar a utópico, pero vamos a colocarnos en el papel de nuestros clientes. Si tenemos que decidir entre comprar en un establecimiento que no nos va a dar nada a cambio a otro que podemos optar a un futuro reparto de beneficios ¿en cual compraríais?

La idea que planteo es sencilla. Supongamos que vemos como nuestro negocio no llega a los objetivos mínimos de venta. Una forma de intentar aumentar nuestros ingresos puede ser el reparto de los beneficios que obtengamos entre nuestros clientes. ¿Cómo se puede llevar esto a cabo?

Supongamos que tengo cualquier tipo de establecimiento comercial, como pueda ser una peluquería o una tienda de ropa. Podemos diseñar un registro de ventas por cliente y obligar a los mismos a que guarden sus tickets de compra o facturas, como documentos que van a demostrar sus derechos porcentuales sobre los beneficios futuros.

Es más, debemos fijar un importe mínimo de compras en nuestro establecimiento para optar al reparto de beneficios y establecer qué cantidades se van a repartir, sobre el porcentaje total de beneficios, supongamos un 70% del total que consigamos ganar.

Como el factor del beneficio es un factor futuro y no determinable, podemos incluir como alternativa ofrecer un bono de descuento anual para todas las compras del siguiente año si no logramos beneficios. Supongamos por ejemplo un 10 o 15% sobre el importe de compra, sea el artículo que sea y sea la temporada que sea.

Por otra parte, el pago de los beneficios lo podemos realizar de múltiples formas, bien devolviendo la parte correspondiente en dinero, bien 50% en dinero 50% en vales canjeables por compras o como buenamente más nos interese. Creo que esta fórmula puede ser el lanzamiento ideal para negocios qúe noten una fuerte caida en sus ventas.

Para darle seriedad al tema, y que no quede en agua de borrajas, tan fácil como levantar un acta notarial con las características de la promoción, quienes van a ser los beneficiarios y de que manera se va a llevar a cabo el cómputo final del beneficio o pérdida del año.

Esta idea tan rocambolesca la ha puesto en marcha una gasolinera en Bélgica y será bastante interesante realizar un seguimiento de esta actividad en un futuro. ¿Cómo veis esta técnica de marketing?

Vía | El Economista
Imagen | leodecerca
En Pymes y Autónomos | Orientando las acciones promocionales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio