Compartir
Publicidad

Transparencia, comunicación y silencio ante los ataques

Transparencia, comunicación y silencio ante los ataques
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que muchos empresarios han sufrido después de haber tenido alguna incidencia el desagradable trance de ver como su empresa era sometida al ojo del huracán y pasaba por una fase de turbulencias a nivel de reconocimiento social, pues la misma pasaba una etapa en la que era maltratada, vilipendiada o desprestigiada por el entorno, ¿Cómo asumir y superar tal situación?

Primero de todo tener muy presente que esto no es solo exclusivo ni mucho menos de las grandes empresas, pues todos los empresarios y también los profesionales individualmente corren siempre el riesgo de ser desprestigiados o sometidos a critica constante, en sus distintos niveles y en sus distintos ámbitos, pues algunos serán atacados por la sociedad en general y otros solo en su barrio donde son conocidos, pero a diferentes niveles todos sufrirán el mismo problema.

Y digo que sufrirán el mismo problema, el mismo mal trago, la misma temporada muy a pesar mío, pues yo personalmente soy del parecer que sin negar que evidentemente las perdidas en algunos casos que eso nos genere pueden ser muy importantes, en algunos casos incluso insuperables, en muchos casos si lo gestionamos bien, aun nos puede servir de impulso a nuestro negocio o bien a nuestra carrera profesional, ¿y que es gestionarlo bien para que nos permita ello sacar unas conclusiones positivas de la situación?

Gestionarlo bien es primero de todo tomar conciencia de la situación, y tomar conciencia de la situación significa primero ser autocríticos con nosotros mismos y ver donde hemos fallado si es que hemos fallado para asumirlo y llegado el caso corregirlo, y gestionar bien la situación es de una forma realista evaluar las consecuencias que para nosotros puede tener esa “batalla con el mercado”, evaluándola bajo parámetros como el desgaste que nos va a suponer, los esfuerzos que requerirá o los costes que tendrá para nosotros, siendo muy conscientes que muchas veces todos estos parámetros no solo se medirán bajo parámetros únicamente económicos.

Pero saber gestionar realmente bien esta situaciones en las que nuestra imagen se ve abocada a la crítica del entorno y al desprestigio es sobretodo saber dar una respuesta adecuada a tales críticas y estrategias de desprestigio, ante ellas solo quedan tres recomendaciones básicas a las empresas y profesionales que las sufran: transparencia en la comunicación, siempre siendo honestos en nuestras apariciones públicas sobre el tema que nos afecte y manteniendo siempre nuestro carácter e hilo argumental autentico, sabiendo comunicar correctamente y contundentemente nuestra posición y nuestro mensaje, y dando el silencio y a veces casi el controlado desprecio o ninguneo a los que quieren aprovechar nuestra situación para destruirnos.

Solo desde la honestidad y autenticidad, la contundencia y la seguridad en nosotros mismos podremos darle la vuelta a la situación, tomar las riendas la misma e incluso parar las intenciones muchas veces oscuras y nada honestas (aunque a veces parezca lo contrario) de aquellos que critican a nuestra empresa, consiguiendo incluso en muchos casos a través de una buena gestión de estas crisis dar al finalizar la misma una imagen nueva, más autentica y fortalecida de nuestra empresa o carrera.

En Pymes y Autónomos | Ante la crisis, sentido común y calma Imagen | jlcernadas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio