Compartir
Publicidad

Trabajar sin jefes en verano, no es el fin del mundo para la empresa

Trabajar sin jefes en verano, no es el fin del mundo para la empresa
2 Comentarios
Publicidad

En verano además de los empleados los jefes también se van de vacaciones. Y esto permite que en muchos casos sean los propios empleados los que se encargan de realizar su trabajo de forma autónoma y sin más supervisión que su profesionalidad para hacer bien sus tareas. Para la mayoría trabajar sin jefes en verano, no es el fin del mundo para la empresa.

No se trata de cambiar la estructura de toma de decisiones. En muchos casos existe una persona designada para que adopte las decisiones menores en caso de que nuestro jefe sepa delegar, o en caso contrario que consulte cada una de ellas a través del teléfono, correo electrónico, etc.

Pero en el día a día de las tareas no tenemos a nadie que nos supervise, que se encargue de ver si el trabajo está bien hecho o no, quedando al criterio y responsabilidad de los empleados para sacar el trabajo adelante. En caso de errores ya llegarán después los tirones de orejas.

Tampoco se trata de cambiar el proceso jerárquico, pero cada uno tiene más o menos claro cuáles son sus tareas en la empresa. Es cierto que en esta época del año la carga de trabajo puede disminuir y la productividad no es tan importante, pero es una buena forma de hacer que cada trabajador sea autónomo.

Ya será a la vuelta cuando se valore todo lo realizado, donde se puede reconocer la labor realizada, algo que ayudará a sentirse más valorados a los empleados que han sido responsables con su trabajo, comprometidos con la empresa

En Pymes y Autónomos | El caso de Zappos: vivir sin jefes no es tan sencillo

Imagen | Ashish_Choudhary

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio