Publicidad

¿Qué ocurre si nuestros empleados son adictos a las redes sociales?

¿Qué ocurre si nuestros empleados son adictos a las redes sociales?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El registro de la jornada de trabajo ha supuesto una obligación para las empresas pero más allá del tiempo que pasan los empleados en las instalaciones de la organización no da mucha más información. Porque una cosa es estar en la empresa y otra estar trabajando. El ejemplo más claro lo tenemos con el uso de las redes sociales. ¿Qué ocurre si nuestros empleados son adictos a las redes sociales?

Esta cuestión es cada día más frecuente. Personas que están completamente enganchadas a diferentes redes sociales. Y las utilizan también en su trabajo. Controlarlo no es sencillo, porque ya ni siquiera depende del uso de Internet en el trabajo, sino más bien del uso de teléfonos personales que son más complicados de controlar.

El adicto a las redes sociales dejará su trabajo de lado para mantenerse enganchado y comunicado con las redes. Siempre tendrá la excusa de que tiene mucho trabajo, pero la realidad es otra, no le da tiempo a terminar su trabajo porque está enganchado a las redes sociales.

Hablamos de gente que pasa más de 6 horas al día conectados a redes sociales, que es casi el equivalente a otra jornada laboral. Y claro, las horas del día no dan y lo habitual es que parte de éstas se solapen dentro de la jornada laboral. Y no es necesariamente algo que sea exclusivo de los usuarios más jóvenes.

En muchos casos es WhatsApp esta red que adsorbe nuestro tiempo. Los grupos infinitos donde a pesar de tener el teléfono silenciado en el trabajo no deja de llamar nuestra atención. O simplemente hacemos una pequeña pausa entre tareas y cuando nos hemos querido dar cuenta llevamos casi una hora enganchados respondiendo mensajes o dentro de una red que no es importante para nosotros.

Hay que recordar que las redes sociales son uno de los ladrones de tiempo más temibles a los que nos podemos enfrentar en nuestro día a día. Y claro luego nuestro trabajo, no solo la cantidad de tareas que podemos enfrentar, sino también la calidad de las mismas, se resienten.

Es un aspecto en el que tenemos que estar vigilantes. Si detectamos este tipo de comportamientos en nuestra organización hay que tomar medidas. En primer lugar haciendo que el propio empleado sea consciente del tiempo que pasa dentro de las redes, para que tome conciencia y pueda actuar. Si no basta será el momento de realizar un control más exhaustivo, de su trabajo para poner coto a este tipo de comportamientos.

Imagen | LoboStudioHamburg

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir