Formar un equipo de trabajo no se hace en dos semanas y muchas empresas no lo entienden

Formar un equipo de trabajo no se hace en dos semanas y muchas empresas no lo entienden
Sin comentarios

Lo más habitual es que las empresas pasen por diferentes épocas de trabajo. Hay momentos donde el trabajo casi nos llega a desbordar y otras más tranquilas donde podemos tomárnoslo con más calma. Es justo en ese momento donde se tiene que aprovechar para formar un equipo de trabajo que llegado el momento duro nos saque el trabajo adelante con solvencia. Y esto no se hace en dos semanas.

En la mayoría de los trabajos la productividad es en gran parte responsable de los hábitos. Y estos no se adquieren en dos días. Los automatismos que desarrollamos en nuestras tareas diarias requieren un tiempo de entrenamiento. También para corregir los malos hábitos que nos llevan justo a perder más tiempo del necesario.

Por eso es fundamental incidir mucho en este aspecto. Hay que formar a nuestro equipo de trabajo, no solo para que desarrollen las tareas asignadas, sino para aprendan a colaborar de forma más eficiente, a comunicarse para no cometer errores, a ser solidarios y, en definitiva, que la suma de todos sea más que cada una de las partes.

Esta tarea requiere tiempo y habilidades que no siempre aparecen en el currículum. Pero también una cuidadosa selección del personal. No todo el mundo encaja en cualquier organización. Es imprescindible encajar, empaparse de la cultura corporativa y no todo el mundo, incluso trabajando bien, lo consigue.

Esto implica que puede que tengamos rotación en la plantilla. Y significa volver a empezar, a formar a una nueva persona. Es una constante en las empresas, ya sea porque algunos empleados se marchan buscando nuevas oportunidades o porque no han terminado de encajar en el equipo de trabajo.

Pero todo esto tiene una gran recompensa cuando llega el momento del estrés y los picos de trabajo en las empresas. Es aquí donde aprovechamos todo el tiempo dedicado y nos lo devuelven con mejoras en la productividad, menos errores, menos estrés, más capacidad para apoyarse y ayudar a los demás, etc.

Temas
Inicio