Compartir
Publicidad

Cómo fijar el precio de tus productos

Cómo fijar el precio de tus productos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La diferencia entre el fracaso y el éxito puede depender de factores que van desde el marketing hasta la fijación de los precios. Con respecto a este último hay que identificar las mejores estrategias para lanzar tu producto al mercado con las mayores probabilidades de éxito.

Establecer el precio de un producto que nunca antes había estado en el mercado es un reto ya que existen muchas dudas que pueden atravesar la mente de un comerciante, como por ejemplo, si el consumidor verá el producto como algo útil, o si considerará que tiene un precio justo.

Cómo establecer el precio justo desde el primer momento

  • Precio de tus otros productos

Tu nuevo producto necesita estar en consonancia con tu selección actual y con tu estrategia de precios general. Por lo general, si ya has creado una marca moderna y asequible, tu producto deberá tener un precio acorde con tu inventario actual.

  • Productos sustitutivos

Esto suele ser un buen punto de partida para muchos comerciantes, ya que les proporciona una idea de los precios que los compradores están dispuestos a pagar. Los datos de la competencia serán muy importantes a medida que otros comerciantes empiecen a vender el producto. Estar al tanto de los precios de ese producto, y de productos similares en cuanto estén disponibles, te dará la información necesaria para mantener unos precios competitivos.

  • Coste de producción o de adquisición

El coste de producción deberá influir sobre el precio mínimo al que deseas vender tu producto. Es importante saber el coste de tu producto, ya que tu precio mínimo deberá ser siempre igual o superior al coste.

  • Elasticidad del precio

Los productos que pueden mantener su demanda con una variedad de precios se consideran elásticos. Sin embargo, aquellos productos con pequeñas diferencias de precios se consideran rígidos. Estos últimos son más fáciles de tasar, ya que sus precios no fluctúan tanto. Sin embargo, los productos elásticos pueden tener precios que varíen notablemente dependiendo del proveedor y de las condiciones del mercado.

  • Estacionalidad

En España no es lo mismo vender helados en verano que en invierno, porque el consumidor lo considera un producto estacional. Por lo que vender nuestro producto en verano nos permitirá lanzarlo a un precio mayor que en otras épocas. Sin embargo, en el resto de mercados europeos el consumo de helado no es estacional y en invierno, incluso, se consume más por el aporte de calorías que supone para el cuerpo.

  • Inventario

Basándote en la cantidad de inventario que tengas en stock, utiliza la fijación de precios para evitar que se agote o bien para evitar que tu almacén se sature. Para evitar una rotura de stock, aumenta los precios cuando dispongas de poco stock. En caso de que se trate de evitar una baja rotación del stock, baja los precios para hacer hueco a la nueva mercancía.

Por tanto, haz que la estrategia seleccionada dependa de ti y personalízala para que se ajuste a tu marca y a tu estrategia de precios.

Imagen | Jacob Edward En Pymes y Autónomos | Planteamientos para establecer una política de precios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio