Publicidad

Algunos secretos de las personas altamente productivas (II)

Algunos secretos de las personas altamente productivas (II)
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Seguimos con la serie sobre productividad con nuevas pautas y recomendaciones que no por simples y sencillas no tienen un efecto en la mejora de nuestra productividad personal y profesional.

El ejercicio, realizar alguna actividad física es además de saludable tremendamente poderoso para incrementar su productividad, sin la agonía de competir y simplemente por mejorar su estado físico general puede hacer más por su rendimiento profesional que un postgrado. Además de activar su metabolismo e incrementar el nivel de endorfinas y por tanto de la felicidad su concentración se incrementará, de entre todos los deportes la natación es uno de los más potentes ¿por qué? Muy sencillo…requiere un aislamiento total: no hay música, no hay teléfono, no hay posibles interrupciones, sólo tranquilidad y ejercicio extenuante.

Desactive el contestador o el buzón de voz, o grabe un mensaje con el siguiente texto: "No uso el buzón de voz; envíeme un correo electrónico a mi dirección xxx@xxx.xxx". Quizá vea esta opción como demasiado transgresora pero los resultados le sorprenderán, si es alguien a quien le interese estar en contacto le enviará el mensaje, desafortunadamente la cantidad de llamadas que recibimos al día de propuestas de compañías telefónicas, encuestas…hace inviable el poder utilizarlo adecuadamente, pero canalizará su flujo de entrada de tareas por un único medio el e-mail que es fácil de gestionar si tiene un proceso adecuado. Si desactiva el buzón de voz y es importante lo más seguro es que vuelvan a llamar. En mi caso hay clientes con los que creo que no he hablado nunca por teléfono, sólo vía e-mail o reuniones personales.

Fomente y venere la puntualidad, estar en el momento en su justo tiempo, hay muchas personas que suelen acudir a las reuniones, presentaciones, eventos…15 o 20 minutos antes de que comiencen, si sumamos todos los 15 minutos de los eventos podemos sacar fácilmente otra jornada de trabajo, salvo que sea esencial poder quedar con alguien o ver a una persona llegar a los sitios un par de minutos antes de que comience es suficiente.

El “NO” es una palabra poderosa y muy productiva. Creemos que estamos obligados a decir que sí a todo, y luego nos preguntamos por qué nunca tenemos suficiente tiempo. Aprender a decir no, más específicamente, "No, gracias", nos dará energía y tiempo. Bien sea a un trabajo, a un encuentro, a un café a media mañana…cualquier cosa que pueda interrumpir nuestra productividad, queremos estar accesibles y eso nos impide estar accesibles para nosotros mismos.

Imagen | Al Abut

En Pymes y Autónomos | Herramientas de productividad para tu negocio

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios