Compartir
Publicidad

Vender a pérdida como método de monopolio y vía para la estafa

Vender a pérdida como método de monopolio y vía para la estafa
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se determina que una venta es a pérdida cuando se realiza al mismo coste de adquisición o precio inferior. Dentro de la libertad de fijación de precios, esta práctica se califica como competencia desleal cuando: * Sea susceptible de inducir a error a los consumidores acerca del nivel de precios de otros productos o servicios del mismo establecimiento. * Tenga por efecto desacreditar la imagen de un producto o de un establecimiento ajenos. * Forme parte de una estrategia encaminada a eliminar a un competidor o grupo de competidores del mercado. ¿Por qué os cuento esta historia cuando a priori no tiene ningún sentido en la pyme? Por dos hechos que están comenzando a proliferar como las setas dentro de las actividades comerciales de la pyme. Vamos con ellos que hay que estar prevenido. Estafa por impago y venta a pérdida de toda la compra. El modus operandi es sencillo. Empresa nueva que realiza las primeras compras al contado a sus proveedores. Consigue abrirse líneas de crédito con elllos y aumenta el volumen de pedidos. Estos artículos son vendidos rápidamente por debajo del valor del mercado o incluso por debajo del coste de adquisición.

Cuando los proveedores se disponen a cobrarle a la empresa, es imposible porque han desaparecido sin dejar rastro aparente, números de cuenta falsos y todo lo que os podáis imaginar. La salida rápida del stock, se basa en vender a pérdida para aligerar al máximo en la realización de cash.

Monopolio en mercados pequeños. Caso real en un pequeño pueblo que no llega a 1000 habitantes. Sólo hay dos bares para todo el pueblo y uno de ellos, ha decidido unilateralmente tirar los precios para comenzar a vender a pérdida. Su objetivo, eliminar a su compentencia (el otro bar) como táctica previa al monopolio.

El mecanismo para camuflarlo, dejar de cobrar la mayoría de las consumiciones que pone, historias de marketing para parados o directamente aplicar los precios que le da la gana sin dejar rastro. Obviamente el otro bar está al borde del cierre. ¿Dónde van a terminar? No lo sé, pero es probable que protagonicen cualquier página de sucesos cualquier día, antes incluso que una sentencia por competencia desleal.

Como vemos, no es nada nuevo para lo que tenemos que estar prevenidos, tanto por los movimientos de nuestros clientes como por los movimientos de nuestra competencia. Con situaciones críticas como la actual, parece ser que todo vale.

Vía | Ideal En Pymes y Autónomos | Competencia Imagen | Pablo Sanz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio