Qué es la Oficina de Patentes y Marcas y por qué le interesa a tu empresa

Qué es la Oficina de Patentes y Marcas y por qué le interesa a tu empresa
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

Cuando estamos comenzando un proyecto o una nueva empresa uno de los primeras cuestiones que tenemos que decidir es el nombre. Y es algo muy importante que puede marcar en el futuro de la compañía. Si ya lo tenemos el siguiente paso sería registrarlo. Por eso hoy vamos a ver qué es la Oficina de Patentes y Marcas y por qué le interesa a tu empresa.

El registro no es obligatorio, tanto de un nombre comercial como de una patente, pero si una práctica muy recomendable para evitar problemas en el futuro. Tanto si decidimos registrarlo como si no, es importante realizar una búsqueda para comprobar que la creación que quiere registrarse no está ya protegida.

Qué es la Oficina de Patentes y Marcas

La OEPM, Oficina Española de Patentes y Marcas es el organismo responsable del registro y concesión de las diferentes modalidades de propiedad industrial en España, ya sean invenciones, diseños industriales, marcas y nombres comerciales o títulos de protección de las topografías de productos semiconductores.

La OEPM impulsa y apoya el desarrollo tecnológico y económico otorgando  protección jurídica a las distintas modalidades de propiedad industrial. Asimismo, difunde la información relativa a  las diferentes formas de protección de dicha propiedad. Todos los derechos de propiedad industrial concedidos por la OEPM son aplicables en todo el territorio nacional.

¿Qué se puede proteger en la OEPM y cómo?

Podemos acudir a la Oficina de Patentes y Marcas para registrar nuestra marca y nombre comercial, que es uno de los ejemplos más comunes.

  • La marca es el distintivo exclusivo de la utilización de un signo, el cual, identifique un producto o servicio, por ejemplo, combinaciones de palabras, imágenes, figuras, gráficos, etc.
  • El nombre comercial es el título que concede el derecho exclusivo al uso de cualquier signo o como identificador de una empresa.

Además de su protección en nuestro país, se puede registrar una marca dentro de la Unión Europea o una Marca Internacional. Lo mismo ocurre con el caso de las patentes o los diseños industriales, que pueden ser europeas o internacionales.

La solicitud de un registro o marca tiene una validez de diez años y es necesario presentarlo a través de la sede electrónica de la OEPM. Una vez estudiado que la marca no está efectivamente registrada o no presenta conflicto con otras, se procede a su registro.

En el caso de patentes o diseños industriales además del pago inicial hay que pagar cada año un pequeño canon por mantenerlo. Pasados estos diez años iniciales se puede volver a renovar.

El coste del registro de la marca o patente varía en función de qué queremos registrar. Va desde los 148,96 euros para una marca comercial de 1ª clase, que es lo más habitual que necesita como mínimo registrar una compañía.

¿Qué puede ocurrir si utilizo una marca registrada para mi negocio?

No sería la primera vez que un negocio se pone en marcha, tiene toda su cartelería, publicidad, etc. y al cabo de poco tiempo recibe un aviso de un tercero indicando que está infringiendo el uso de su nombre o marca comercial.

Este requerimiento implica el cese inmediato del uso de dicha marca, pero también si se considera que se ha realizado un daño a la misma se podría reclamar una indemnización. En todo caso el perjuicio para la empresa es notable, ya que implica retirar todo rastro de marca o nombre y perder la inversión realizada en publicidad, registro de dominios y páginas web, etc.

Imagen | KRiemer en Pixabay

Temas
Inicio