Compartir
Publicidad
Publicidad

Mayor control de las subvenciones

Mayor control de las subvenciones
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

El Gobierno está dispuesto a aumentar el control sobre las empresas beneficiarias de subvenciones, y por eso el proyecto de ley de presupuestos 2011 incluye determinadas modificaciones de la Ley General de Subvenciones que van en ese sentido, y que entrarán en vigor el 1 de enero de 2011.

Esas modificaciones tienen un doble objetivo, evitar fraudes y hacer un mayor control del destino del dinero entregado a las empresas, vigilando que se le de una aplicación correcta a esos fondos.

Por eso se ha introducido un párrafo en la Ley que obliga a los beneficiarios de subvenciones públicas a comparecer ante los funcionarios designado al efecto “en el marco de las actuaciones de control financiero”, esas comparecencias se harán “en su domicilio o en las oficinas públicas que se designen al efecto”.

Con esta medida se quiere poner fin a las "empresas fantasma", aquellas que se crean, exclusivamente, para lograr alguna subvención pública. A partir de ahora, si durante el control a los beneficiarios éstos cambian de domicilio, éstos “deberán comunicarlo a la Intervención General del Estado”. Si esta comunicación no se hace, seguirá constando el domicilio anterior, por lo que si el afectado está ausente de esa residencia, podrá perder la subvención.

Esta modificación incluye, tambián, un nuevo párrafo que determina que únicamente son gastos subvencionables aquellos que “resulten estrictamente necesarios”, acabando con la anterior normativa al respecto, menos estricta. El volumen total de ayudas del Estado ascendió, en 2009, a cerca de 11.000 millones de euros, alrededor del 1,1% del producto interior bruto. Acabar con el abuso en la gestión de esta cantidad de dinero es el principal motivo para estos cambios.

En muchas ocasiones hemos hablado de la falta de ayudas y del descontrol sobre las que se otorgan, muchas veces recurrimos al dicho que tanto se usa en mi tierra con respecto a las meigas "no existen, pero haberlas, hailas" en relación a que se sabe que hay ayudas pero nunca a quien se entregan y lo que se hace con ellas.

Esperemos que estas nuevas medidas doten de mayor transparencia a estos procedimientos.

Vía | El Confidencial En Pymes y Autónomos | La utilidad de las subvenciones Imagen | gaelx

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio