Publicidad

Dos millones de trabajadores se quedan sin convenio ¿y ahora qué?

Dos millones de trabajadores se quedan sin convenio ¿y ahora qué?
Sin comentarios

Justamente hoy se cumple un año de la entrada en vigor de la Reforma Laboral. Eso supone que termina el plazo marcado por la Ley para que la ultractividad ampare las condiciones de los convenios vencidos y que unos dos millones de trabajadores y sus respectivas empresas se queden sin convenio. ¿Qué ocurre a partir de ahora? ¿Qué puede o deben hacer las empresas?

Hace unas semanas os comentamos que patronal y sindicatos había llegado a un preacuerdo para prorrogar las condiciones de los convenios mientras se seguía negociando y, en último extremo, someterse a un arbitraje. La idea, pues, es mantener el status anterior a la reforma, por lo menos en un periodo de tiempo limitado. ¿Cuál ha de ser la postura del pequeño empresario ante ésto?

La Ley dice que transcurrido un año desde el vencimiento del convenio quedarán sin efecto los acuerdos y empresas y trabajadores se remitirán al convenio inmediatamente superior o, si no lo hubiera, al Estatuto de los Trabajadores.

Por tanto la empresa puede acogerse a la Ley y regirse por ese convenio superior o puede mantener las condiciones actuales a la espera del posible acuerdo. El problema puede darse si las nuevas condiciones perjudican al trabajador y se produce un conflicto laboral.

Al tratarse de una Ley nueva no hay jurisprudencia respecto a que opinan los jueces sobre el hecho de que determinados derechos pactados por las partes sean derogados y se pase, sin acuerdo previo, a imponer otras condiciones laborales.

Podemos pensar que si los trabajadores denuncian el cambio la Ley ampara a la empresa, pero ya hemos visto como las primeras sentencias surgidas de otras medidas contenidas en la Reforma Laboral no están en consonancia son el "espíritu" de la nueva norma, por lo que habría un riesgo objetivo de que los fallos judiciales salgan favorables a los intereses de los trabajadores.

Por ello lo mejor es valorar la situación, ver hasta que punto influye en el negocio el cambio de condiciones laborales y el riesgo de conflicto antes de tomar un decisión al respecto. Esperar al nuevo acuerdo o acogerse a la nueva Ley es una decisión que cada uno debe tomar.

En Pymes y Autónomos | Se rebaja la ultraactividad de dos a un año Imagen | Eddypedro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios