Compartir
Publicidad

La tasa Google y su efecto en la pyme

La tasa Google y su efecto en la pyme
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las medidas que tarde o temprano, incluso puede que en esta misma legislatura salga adelante, afectará a la economía digital es la llamada tasa Google. Está pensada para las grandes empresas que ofrecen bienes y servicios digitales, pero ¿qué efecto tendrá la tasa Google sobre las pymes?

Lo primero que notaríamos es que este impuesto significaría un incremento de los bienes y servicios que prestan. Además muchos de ellos no tienen prácticamente competencia. Si quieres anunciarte en Google, tendrás que pagar más. Y esto afecta a una de cada cuatro empresas de nuestro país.

Además según un estudio de adigital (PDF) ejercería un efecto negativo sobre productividad y competitividad, además de reducir el avance de la digitalización en la empresa. La repercusión del impuesto recaerá precisamente en aquellas empresas que más utilizan los bienes y servicios digitales.

Y esto supone que si a una empresa ya le cuesta generar margen de beneficio en Internet, ese 3% repercutido sobre sus ventas puede hacer que directamente abandone. Pongamos el caso de una pyme que ya vende por Amazon, que tiene márgenes muy justos y muchas veces busca más darse a conocer que beneficio. En este caso esta tasa podría suponer un problema.

A esto tenemos que sumarle que las pymes que venden en estos marketplaces en muchos casos venden en países europeos. Aquí se da la paradoja que de momento España es pionera en la implantación de este tipo de impuesto, por lo que se produciría un pérdida de competitividad respecto a otras empresas europeas.

Pero también puede afectar a pymes que utilizan servicios como Glovo o Deliveroo, que han visto como la facturación de sus ventas a domicilio ha crecido, en parte por el cambio de patrón en el consumo, en parte por estos servicios que ayudan la distribución del producto. Podríamos decir lo mismo de las reservas online de El Tenedor o servicios como Airbnb o similares.

Lo cierto es que este impuesto y otros similares a grandes empresas, de una manera u otra, acaba repercutiendo en empresas más pequeñas y el consumidor final. Pero tampoco es justo que Google pague menos impuestos que una micropyme. Encontrar el equilibrio no será fácil, y menos si la Unión Europea no consigue un consenso al respecto, algo complicado puesto que hay países haciendo dumping fiscal con estas cuestiones que atraen a las grandes empresas con impuestos muy bajos.

Imagen | yourschantz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio