Publicidad

El riesgo no es estar un mes cerrados, el riesgo son los impagados

El riesgo no es estar un mes cerrados, el riesgo son los impagados
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La solidaridad que muchos reclaman para su propio colectivo en muchos casos somos incapaces de ofrecerla a los demás. El confinamiento por el coronavirus nos afecta a todos, como personas, como trabajadores, como padres y también como consumidores. El parón afecta a los ingresos que llegarán a la cuenta corriente a final de mes para muchas personas. Pero realmente el riesgo no es estar un mes cerrado, el riesgo son los impagados.

Ayer escuchaba al dueño de un gimnasio. La mitad de sus ingresos este mes y quizás el mes de abril se han perdido, porque las cuotas de sus abonados las tendrán que devolver. Optaba por hacerlo bonificando dicha devolución a lo largo del año para que no afectar de forma significativa a la viabilidad de su negocio. Si sus clientes dejan de pagar, tendría que cerrar. Si sus clientes no son solidarios con esta empresa y dejan de pagar, ya se pueden buscar otro centro de entrenamiento.

Pero este gimnasio a su vez es cliente de otras empresas. Tendrá que seguir pagando y contratando sus servicios. Si no paga a la asesoría laboral, no paga a la empresa de limpieza porque a su vez el no tiene liquidez, entramos en una espiral de impagados donde al final los únicos que acaban cobrando son Hacienda, Seguridad Social y los bancos.

Y en esto ya tenemos experiencia tras la crisis económica de 2008. Si entramos en esta espiral luego es muy complicado salir de ella. Y muchas empresas, muchos pequeños autónomos se quedarán por el camino. Si no somos solidarios, como consumidores, como trabajadores o como empresas, dejaremos atrás a muchos.

Las empresas ya tienen una previsión de impagados. Un umbral que si se supera supone un grave problema. Y aquí si que es importante que se modifique la ley para que de una vez no se pague el IVA de las facturas no cobradas desde el primer momento.

Porque lo que nos espera a la salida del confinamiento va a ser muy duro y hay que estar preparados. Algunas empresas desaparecerán, otras tendrán un muy mal año, pero aguantarán. Porque de la salida de la crisis en V, pensar que cuando esto acabe volveremos a lo de antes es impensable. Y esto es una crisis a nivel mundial. No podemos pensar que exportando o buscando otros mercados daremos salida a nuestros productos o servicios.

Imagen | nosheep

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios