Compartir
Publicidad

Post protesta contra la Agencia Tributaria

Post protesta contra la Agencia Tributaria
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El motivo de este post no es otro que el de poner de manifiesto que cierta administración (la única con la que he tratado, motivo por el que no puedo confirmar que sean todas ellas) comete irregularidades de forma consciente, voluntaria y provocando daños y perjuicios no sólo a los profesionales que nos dedicamos a la gestión de impuestos, sino también a todos los ciudadanos que representamos.

Quienes debiéramos ser colaboradores pasamos a ser víctimas de decisiones arbitrarias que llegan desde “arriba” en palabras textuales de alguien con cargo en la administración tributaria. Os contaré sólo una de las irregularidades que se están cometiendo, sin perjuicio que hay otras que ya han sido puestas en conocimiento de los respectivos colegios profesionales interesados. Os cuento:

Mi compañera de trabajo, debida y legalmente representada, se personó ayer ante la Agencia Tributaria y requirió los datos fiscales de un par de clientes que pese haberlos solicitado no los habían recibido. Fue entonces cuando le indicaron que los datos fiscales se facilitan a los interesados en el acto, pero que los profesionales (abogados, asesorías, graduados sociales, etc.) deben esperar hasta mediados de junio, aunque no saben a ciencia cierta la fecha.

Hoy mismo y ante semejante actuación, discrecional, aunque parcial y arbitraria, me he personado ante la administración para que me informen de la norma que ampara semejante posición. Una vez expuesta mi situación ante el agente encargado de la gestión, también debida y legalmente representado, éste me ha respondido que pese a entenderme, no puede ayudarme y que no me facilitará los datos que le pido. Vamos, que recibe órdenes que aunque no comparte y además entiende incorrectas, las cumplirá. Lamentable, pero lógico.

Decido entonces hablar con el responsable del área y éste manifiesta nuevamente su comprensión y acepta la incoherencia de semejante actuación, pero me informa que aun sabiendo la injusticia cometida, me voy a ir de la administración sin los datos que solicito. Es entonces cuando me informa que hable con el respectivo colegio profesional al que pertenezco, porque como “individuo” no tengo fuerza ni ejerzo presión.

Nada más que decir. La administración se salta la ley, te lo cuenta (no lo escribe) y se queda tan ancha. Es inadmisible, tal vez sea el momento de hacer algo, ¿No creéis? Tengo la sensación que la administración, donde debiera ver una oportunidad en la colaboración, ve una amenaza. Sé que existe el apoderamiento, pero no es la única fórmula para la obtención de datos. La administración no legisla, y en caso que lo haga, o se crea con derecho a ello, tenemos un problema.

Ya estoy viendo el nuevo anuncio de la Agencia Tributaria en televisión:

Bienvenido a la República Independiente de mi casa.

Puestos a cometer irregularidades, ¿Porqué no plagiar? Este post no es nada personal, y además es transferible.

Imagen | Galería de Adriano Agulló

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio