Publicidad

España a la cola de Europa en las ayudas a pymes y autónomos para salir de la crisis

España a la cola de Europa en las ayudas a pymes y autónomos para salir de la crisis
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En un documento publicado (PDF) por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) se analiza y compara las ayudas dedicadas por los diferentes países europeos a sus empresas en función de su PIB. Y lo cierto es que nuestro país no sale bien parado porque España está a la cola de Europa en las ayudas a pymes y autónomos para salir de la crisis.

Hay que tener en cuenta también como coge esta crisis de preparados a los diferentes países. No es lo mismo aquellos que salieron rápido de la crisis de deuda de 2008 que los que fueron más golpeados y tuvieron que afrontar rescates. El margen de maniobra para facilitar ayudas y crédito no es igual en todos los países.

En este sentido lo cierto es que España no aparece mal parada respeto al porcentaje de recursos dedicados, un 2,3% del PIB, al nivel de Dinamarca con un 2,1% y Francia con un 2,4%, por encima de Italia con un 0,9% o Bélgica con el 0,7%. Pero también muy lejos del 10,1% de Alemania.

La cosa cambia drásticamente si tenemos en cuenta el porcentaje de estos recursos que han ido destinados a pymes y autónomos, un escaso 0,3% en España, el más bajo de todos los países analizados, incluso más bajo que Bélgica que destina el 0,4%. Y esto teniendo en cuenta que el tejido productivo en nuestro país está formado mayoritariamente por este tipo de empresas deja bastante que desear.

Todo esto implica que a aquellos que generan más empleo no les llega el crédito necesario para mantenerse a flote en momentos duros como los actuales. O al menos no llega en los niveles necesarios. Y esto a medio plazo supone impagos, despidos y concurso de acreedores en el mejor de los casos.

Es cierto que se han arbitrado otros mecanismos como los ERTES que han aligerado los costes laborales de muchas de ellas. Pero además de no pagar hay que tener en cuenta que las facturas se acumulan en muchos casos encima de la mesa y a medio plazo pueden llevar a muchas a una situación insostenible. Y eso en empresas solventes. Las que ya pasaban por dificultades hay que darlas por finiquitadas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios