Compartir
Publicidad
Publicidad

Es mejor no esperar a final de año

Es mejor no esperar a final de año
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Es habitual que a finales de año aparezcan artículos con consejos para reducir la factura fiscal ¿Por qué no ser previsores y en algunos aspectos no empezar a principios de año a buscar la desgravación? Para los autónomos y las pymes hay una serie de posibilidades que si se llevan a cabo podemos ir rebajando nuestra base de tributación y así evitaremos tener que hacer un desembolso más grande los últimos días del año.

Para los autónomos, una opción evidente son los planes de pensiones. El límite máximo de aportación a un plan de previsión asegurado o un plan de pensiones es de 10.000 euros anuales, para personas mayores de 50 años el límite es de 12.500 euros anuales. Teniendo en cuenta que las aportaciones a estos productos pueden ser periódicas o extraordinarias, lo ideal es hacer una aportación periódica mensual de una cantidad fácilmente asumible y realizar a final de año una aportación extraordinaria de una cantidad mayor (habitualmente sólo se hace la aportación extraordinaria por lo que el esfuerzo de pago se hace todo junto).

Desde la última reforma fiscal, también son deducibles las primas pagadas por el autónomo en los seguros de vida (riesgo), en este caso el máximo deducible son 500 euros anuales. Del mismo modo y en la misma cuantía se pueden desgravar las primas pagadas por los seguros de salud, con la consideración de que además de la prima pagada por el autónomo, son deducibles las primas pagadas por los miembros de la familia directa (cónyuge e hijos), en este caso el máximo son 500 euros al año por cada miembro de la familia.

En el caso de las pymes, las opciones son las mismas, pero debemos tener en cuenta que podemos extenderlas a los trabajadores. Podemos suscribir un plan de pensiones, o seguros médicos privados a nombre de la empresa teniendo como beneficiarios a los trabajadores con lo que desgravaremos las cantidades pagadas en los mismos y pudiendo imputar estos pagos como retribución en especie a los trabajadores.

Lo importante en todos estos casos es, que si el autónomo o la pyme se plantean llevar a cabo algunas de estas opciones, puede ir realizando las aportaciones o los pagos a lo largo del año y no esperar a los últimos días de diciembre para hacer frente al pago total de las mismas.   En Pymes y Autónomos | Planificacion fiscal de cierre de ejercicio Imágen | LordFergusson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos