Publicidad

Batuz inicia sus pruebas y obligará a empresas y autónomos a enviar facturas a Hacienda en dos días

Batuz inicia sus pruebas y obligará a empresas y autónomos a enviar facturas a Hacienda en dos días
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Hace ya tiempo que se puso en marcha el Sistema de Información Inmediata, el SII, que obligaba a las grandes empresas a remitir sus datos de facturación a la Agencia Tributaria en un plazo máximo de dos días. Las haciendas forales de Euskadi han ido un paso más allá y el sistema Batuz inicia sus pruebas y obligará a empresas y autónomos a enviar facturas a Hacienda en dos días, en este caso a la foral que corresponda a cada empresa.

Las empresas van a tener un amplio margen para adaptarse ya que no es obligatorio hasta el inicio de 2022. Se ha retrasado un año, teniendo en cuenta que se iba a implantar en 2021. Esto implica que se controla el total de la facturación prácticamente en tiempo real, lo que deja escaso margen para el fraude fiscal.

Los autónomos tienen una aplicación de facturación gratuita Ticket Bai, que les permite sacar hasta un máximo de 100 facturas por periodo fiscal. Si necesitan más tienen este año de margen para adaptar sus sistemas de facturación y poder remitir los datos como corresponde.

También existe un libro de registro de operaciones, en los que se declararán los ingresos, gastos y facturas de las personas y empresas que realizan actividades económicas, el modelo 140 para personas físicas y el 240 para personas jurídicas. Después será la Hacienda foral la encargada de remitir un borrador con la información de este libro para liquidar IVA y Sociedades o Renta.

Un control más exhaustivo que marca la pauta de lo que nos espera en los próximos años. Porque no creo que tarde mucho la Agencia Tributaria en imponer un sistema similar para el resto de España. Aunque si todavía no han sido capaces de acabar con el sistema de módulos, todo es posible. Lo cierto es que más allá de la complejidad por el número de contribuyentes a los que afectaría no habría más inconvenientes.

Y esto es solo un anticipo de lo que nos espera en las próximas décadas. Con la deuda que se está generando en esta crisis económica y que de alguna manera habrá que pagar, la reducción del fraude y un mayor control tributario serán objetivos básicos de cualquier Gobierno. Lo adornarán con alguna floritura del tipo reducción de cargas administrativas porque no hay que hacer liquidaciones de IVA o cualquier otra y arreglado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios