Compartir
Publicidad

Mentalidad Vs Capacidad, ¿buscamos complementarios o afines?

Mentalidad Vs Capacidad, ¿buscamos complementarios o afines?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La mayoría de los emprendimientos en los que se necesite un equipo para configurar el núcleo duro del proyecto se centra en la búsquedad de perfiles técnicos complementarios, simplificando: el comercial con el ingeniero, el extrovertido con el introvertido...y la realidad tozudamente nos demuestra que en realidad hay que trabajar en que en la búsqueda de socios exista un sustrato común de afinidad por determinados valores y la búsqueda de unos pilares comunes.

En un viaje a Tel Aviv, tuve ocasión de reunirme con Danny Gal cofundador de The Hub TelAviv, un espacio en el que se promueve el emprendimiento social y que sirve de catalizador de la innovación e iniciativa emprendedora, durante la amena y distendida conversación una de las cuestiones en las que más énfasis puso fue en el hecho de que trabajaban de manera intensa en la creación de equipos emprendedores que reúnan talento pero sobre todo que tengan una misma manera de enfocar la realidad, ya que de esa manera se consigue avanzar más rápido, no quiere decir que promuevan la homogeneidad de personalidades sino que existan unos valores compartidos, la superación, la innovación, la búsqueda de nuevos caminos.

Los equipos que funcionan y que se convierten en equipos de alto rendimiento y consiguen dar ese salto cualitativo de la excelencia disponen de una serie de características típicas:

  • El objetivo está definido, tienen un propósito claro. Todos los integrantes del equipo saben cuál es la meta a alcanzar. De esa manera entienden su contribución y cómo focalizar su energía y trabajo en ello.
  • La comunicación es 360º, efectiva hacia adentro y hacia afuera. Compartir de manera ágil la información permite adoptar oportunamente las decisiones correctas y evitar las dudas en los miembros del equipo sobre qué deben hacer, cuándo, cómo y por qué.
  • Búsqueda recurrente de la excelencia. No únicamente en aspectos técnicos, sino también en las relaciones entre sus integrantes y con otros involucrados, la responsabilidad por el trabajo y sus resultados.
  • Confianza y autoconciencia, personas que confían en sí mismas y en sus capacidades, que sienten que tienen autonomía, que comparten la información entre ellos sin temor, que funcionan de manera horizontal dejando que, en cada momento del proyecto, lidere la persona que tenga la mejor capacidad para hacerlo, sin complejos.
  • Voluntad de aprendizaje de los demás, es importante que los integrantes del equipo tengan voluntad de aprender nuevas técnicas o métodos para ser aplicados en el proyecto ya que por definición es una iniciativa única.
  • Inconformismo y descontento con el status quo para cambiar paradigmas. Debe existir una necesidad de buscar nuevas y más eficientes formas de llevarlo a cabo, la capacidad innovadora de un equipo es la mejor forma de hacerlo.
  • Compromiso con el proyecto y los compañeros de viaje. Quizá esta sea la característica más esencial, el flojear, el no estar al mismo nivel de exigencia produce fricciones y lesiones en las relaciones internas que de otra manera se podrían solventar.
  • Cuando nos ponemos manos a la obra a tratar de juntar complementarios técnicos igual estamos cavando la tumba que enterrará definitivamente al proyecto.

    En Pymes y Autónomos |Creando equipos competitivos Imagen | woodleywonderworks

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio