Compartir
Publicidad

Las sociedades españolas siguen estando mal capitalizadas, ¿resucitando fantasmas del pasado?

Las sociedades españolas siguen estando mal capitalizadas, ¿resucitando fantasmas del pasado?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado en su página web la Estadística sobre Sociedades Mercantiles (ESM) para el mes de septiembre de 2015. En este período, se constituyeron 6.444 nuevas sociedades mercantiles, un 2,8% menos que en el mismo mes del año pasado pero. Una noticia negativa de no ser porque las estadísticas de sociedades disueltas también descendieron, en concreto un 3,9% con respecto a septiembre del año pasado, en 1.269 sociedades.

Más preocupante es el capital suscrito por estas sociedades, que desciende con respecto al mismo mes del año pasado de forma notable. En septiembre de 2015, el capital suscrito fue de apenas 220 millones de euros, una media de 34.097 euros por sociedad. Se trata de un dato ciertamente preocupante ya que, si bien se sitúa muy por encima de lo exigido para las Sociedades de Responsabilidad Limitada, desciende un 42% con respecto al año pasado.

Por comunidades autónomas, las más activas con respecto al año pasado han sido, como casi siempre, Cataluña y Madrid, además de Murcia, que vieron crecer el número de sociedades constituidas un 4,7%, un 1,9% y 2,6% respectivamente. En cambio, las comunidades que más sociedades disolvieron en términos porcentuales con respecto al mismo mes del año pasado fueron también Murcia, País Vasco, Navarra y Cantabria, con 76,9%, 37,8%, 12,5% y 11,8%, respectivamente.

En cualquier caso, estas cifras no parecen corresponderse con la mejora económica. El último dato de crecimiento de PIB, al 3,4%, está lejos de las cifras de nuevas sociedades constituidas, lo que denota una cierta desconfianza de los emprendedores en la recuperación económica. Eso sí, la mejora de los datos macroeconómicos parece estar teniendo su incidencia en las empresas ya creadas, ya que el número de sociedades disueltas cada vez es menor, un dato que sí parece estar acompasado con la mejora en el consumo.

Ahora bien, lo que sí es un dato preocupante es la gran caída en el capital social suscrito de las sociedades españolas en el mes de septiembre. Hay que tener en cuenta que fueron las sociedades más endeudadas las que peor capearon la crisis económica, y una menor aportación de los socios en las primeras etapas de la empresa solo ayudan a resucitar fantasmas del pasado. La apertura del grifo del crédito y la mayor concesión de financiación por parte de las entidades ha sido una noticia para muchos, pero puede acabar provocando nuevas crisis económicas.

En Pymes y Autónomos | La capitalización neta de España se torna positiva tras catorce meses críticos, ¿mejora la confianza empresarial?

Imagen | DasWortgewand

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio