Compartir
Publicidad

La utilidad de las sociedades profesionales

La utilidad de las sociedades profesionales
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos publicado un par de post sobre el tema las sociedades profesionales. En uno de vuestros comentarios se hacía referencia a que habláramos de la utilidad de este tipo de sociedades desde el punto de vista de los profesionales que piensen en crear una.

Independientemente de que las ventajas de constituir una sociedad mercantil para la explotación de un negocio ya han sido tratadas en nuestra serie de post que hablaba de las diferencias entre el trabajador autónomo y las sociedades mercantiles, hay unos cuantos detalles que pueden servir de referencia en este caso particular.

La base para constituir una sociedad mercantil por parte de los promotores de un negocio es la realización en común de una actividad, en este caso profesional, de tal manera que la generación de recursos se centralice en esa sociedad, de la misma manera que será ésta la que soporte los gastos de las actividades realizadas.

Si pensamos en un bufete de abogados donde pueda haber cuatro profesionales, es lógico que compartiendo espacio y servicios comunes se establezca una organización que se encarge de el pago de los mismos y que el trabajo de cada profesional repercuta como ingreso para la organización, que luego distribuirá los honorarios de cada uno según se acuerde previamente.

Si el bufete necesita contratar personal administrativo, servicios telefónicos, luz, agua, alquiler de oficinas, etc. es fácilmente planteable que, en lugar de hacerlo cada profesional por separado, se cree una organización que gestione todo eso. Puede haber varias formas de establecer esa organización, Sociedad Civil, Comunidad de Bienes o Sociedad Mercantil son las tres opciones más factibles.

El hecho de optar por una Sociedad de Responsabilidad Limitada Profesional puede derivarse de la limitación de la responsabilidad de los promotores. Hemos visto que entre las características de la sociedades profesionales, hay una que deriva la responsabilidad profesional, de manera solidaria con la propia sociedad, hacia el que comete el error en su prestación de servicios, sin embargo en el resto de aspectos como los civiles, laborales o administrativos, es muy diferente si nos encotramos en una organización en atribución de rentas o si es de responsabilidad limitada.

Por tanto, las sociedades profesionales puede ser útiles para aquellos que realizando una actividad profesional, decidan compartirla con otros colegas y crear una organización para el desarrollo del negocio que se genere en su prestación de servicios.

En Pymes y Autónomos | Características y requisitos especiales de las Sociedades Profesionales Imagen | Gabriel Gama

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio