Compartir
Publicidad
Publicidad

Lo que debe contener un plan de empresa

Lo que debe contener un plan de empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En muchas ocasiones hemos hablado de la necesidad y de la utilidad de que los emprendedores desarrollen un plan de empresa para su proyecto. Ayer mismo Forterwit comentaba en su post la importancia de los planes de empresa y yo siempre he defendido la necesidad de elaborar un documento que plasme la idea, el desarrollo de la misma y el plan de ejecución que ha de llevar al éxito de ese negocio.

¿Qué debe contener un plan de empresa? Partimos de la base de que el plan de empresa o plan de negocio no es un documento donde intentamos convecer a todo el mundo de que nuestra idea es buenísima, de que va a ser la bomba, de que aportar capital a este proyecto es lo más lógico porque no hay nada en el mercado mejor que lo que nosotros podemos ofrecer. El plan de empresa debe, en primer lugar, servir como hoja de ruta a los propios emprendedores en su camino hacia el principal objetivo de toda empresa, la rentabilidad.

Para alcanzar ese objetivo debemos recorrer un difícil camino donde encontraremos una gran cantidad de obstáculos. Para superar esos obstáculos debemos prever determinadas situaciones y trazar las bases y estrategias que nos permitan realizar ese recorrido de la manera más adecuada.

Lo primero que debemos tener en cuenta en nuestro documento es un plan estratégico del sector y el tipo de cliente al que va orientado nuestros productos o servicios y debe prestar atención a la competencia que existe en ese mercado.

Debe contener también el plan de desarrollo de esos productos o servicios que vamos a ofrecer y compararlos con los de la competencia destacando esos elementos diferenciadores o innovadores que nos permitirán destacar sobre ellos. Hay que apoyar esto con un estudio de mercado que nos ayude a valorar si nuestro producto tendrá aceptación en el mercado.

Tenemos que incorporar un plan de marketing que defina las estrategias que vamos a seguir para comercializar nuestros productos y acompañarlo con una estimación de ventas. No se trata de cuadrar de cualquier manera los números para que parezca que es perfectamente alcanzable la rentabilidad deseada, se trata de hacer un ejercicio objetivo y de desarrollar cómo y porqué se pueden alcanzar esos números.

Es importante reflejar cuál va a ser el equipo que va a desarrollar el negocio. Quién se va a encargar de cada aspecto, por qué esa persona está capacitada profesional y personalmente para desempeñar esa labor y su motivación y su grado de compromiso en esa tarea y en el proyecto en general.

Debemos también indicar la forma jurídica bajo la que se va a desarrollar el negocio, el tipo de empresa que se quiere crear, quiénes son los partícipes de esa empresa y su porcentaje de participación y responsabilidad en ella. Y por último esponer el plan financiero que muestre las necesidades financieras para la consecución de los objetivos propuestos.

Además de este conteido básico, lo más importante es tener claro que el plan de negocio ha de ser un documento objetivo, su utilidad debe ir máa allá de la de un señuelo para embaucar inversores o autoconvencernos de que nuestra idea tiene el éxito asegurado. Si no lo hacemos bien, los primeros engañados seremos nosotros mismos y su utilidad será nula.

En Pymes y Autónomos | El plan de negocio: es más difícil vender sobre plano que con el piso en construcción Imagen | Liz (perspicacious.org)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio