Compartir
Publicidad

Errores cuando comienzas a hablar sobre tu StartUp

Errores cuando comienzas a hablar sobre tu StartUp
0 Comentarios
Publicidad

Todos tenemos nervios cuando un nuevo proyecto nos martillea en la cabeza, tenemos ganas de contrastarlo y validarlo con nuestro entorno, clientes, amigos...es un buen método, cuando se practica de manera eficaz, el "desarrollo de clientes" es valioso para obtener ideas de inicio, poniendo a prueba la viabilidad de una idea, o la optimización de productos o ideas existentes...cuando se hace correctamente. Algunos errores comunes en los que se suele caer.

  1. Sólo contárselo a amigos y familiares: Si tus amigos y familiares encajan dentro de tu segmento de clientes objetivo, y pueden llegar a ser clientes es un gran punto de partida. Sin embargo, en la mayor parte de los casos nuestra relación puede arrojar "falsos positivos".
  2. No realizar las preguntas correctas: Hagamos preguntas de las que podamos aprender. No haga preguntas que conducen a respuestas sesgadas o conducen a ideas preconcebidas de los clientes. Antes de iniciar una entrevista, determine qué es exactamente lo que queremos aprender.
  3. Preguntar a las personas equivocadas: Muy relacionado con la familia y amigos, pero aquí está más centrado en conseguir hablar con los tomadores de decisiones reales, personas que supongan nuestro mercado objetivo.
  4. Dejar todo en manos de la tecnología o cuestionarios on-line: Sabemos que es difícil salir de la oficina y hablar con clientes reales, es mucho más fácil enviar por correo electrónico las encuestas a la gente. Pero así no aprenderemos tanto y las respuestas serán vagas y con baja implicación.
  5. Vender en vez de escuchar: El objetivo de esta etapa es aprender de los clientes, el aprendizaje sucede cuando estamos escuchando, no cuando se está hablando y mucho menos vendiendo. Nuestros oídos son la herramienta más valiosa que tenemos en esta etapa. Tenemos que guiar la conversación, pero no sesgar o influir.
  6. Preguntar "¿cuánto pagarías?": Tratar de determinar la cantidad a cobrar por un producto es muy difícil. Hay algunas estrategias que pueden ser útiles, pero la directa no es una de ellas, casi es más eficaz hacer segmentos y probar su respuesta ante diferentes tramos de precios.

Todos sabemos que las palabras son muy diferentes de las acciones, así que hagamos todo lo más real y fiel posible.

Imagen | jm3 En Pymes y Autónomos | Emprende ligero, aprende rápido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio