Compartir
Publicidad

¿Tengo una pyme saludable?

¿Tengo una pyme saludable?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En ocasiones vemos que las cosas no nos van tan bien como esperábamos o de repente hemos sentido una clara bajada de nuestro nivel de beneficios, es por tanto dicho momento el perfecto para empezar a ejecutar un autodiagnostico y así saber si quizá debemos tomar medidas para resolverlo.

Normalmente os hemos comentado que algunas de las causas más importantes se encuentran en tares comerciales, es decir, nuestra fuente o forma principal de ingresos se encuentra en mal estado, aunque en otras ocasiones son las propias secciones o divisiones de nuestra empresa las que están repercutiendo directa y negativamente. Algunas de las funciones de nuestra empresa y no ligadas directamente con el ámbito comercial que debemos vigilar para conocer el estado resal de nuestra empresa son:

  • División del trabajo: en muchas ocasiones tenemos distintas secciones y cada una se encarga de su tarea de forma muy segmentada, debemos valorar si cada una de esas partes se realiza correctamente en cada segmento de la empresa o debemos hacer una colaboración sesgada entre varias de las secciones para conseguir un mejor resultado. En definita debemos conocer de forma más directa cada una de las labores de las disintas areas para cuadrar el ámbito de mano de obra y su necesidad correspondiente.
  • Procedimientos: en definitiva podemos decir que es "la forma de hacer las cosas". Aunque a priori pueda parecer no muy importante hacer las cosas de una determinada manera u otra (también dependiendo de cual sea nuestra actividad concreta) puede ayudarnos no sólo a mejorar la velocidad productiva sino ahorrar costes de los llamados de transacción. Recordemos piezas claves de la evolución industrial se dieron gracias a los procedimientos mejorados como la producción el línea o en cadena.
  • Puestos: una de las cosas fundamentales que debemos tener en cuenta es que los puestos más importantes para nosotros siempre han de estar adecuados de forma directa con la persona que ocupe dicho cargo; el ocasiones seguro que podéis recordar el llamo juego de las "empresas familiares" en donde para llegar a saber mandar y estar en un cargo de responsabilidad en la misma lo mejor es pasar por todos los puestos para estar formado.
  • Organigrama: la forma de nuestro organigrama también es importante tanto en cuanto una gran subdivisión y disintas localizaciones hace que para tomar una decisión conjunta sea no sólo administrativamente sino también técnicamente mucho más compleja.
  • Manuales Administrativos: podríamos decir que su función es la de recoger todo el know how no sólo de los puntos anteriores sino de las especificaciones y necesidades más concretas de nuestra empresa para así conseguir un nivel de adecuación perfecto para con el entorno que nos rodea; para una pyme su entorno es un factor fundamental.

Son en definitiva un conjunto de puntos muy esquemáticos pero que ajustados de forma perfecta y realista a nuestra empresa pueden ayudar mucho a mantenerla saludable desde el punto de vista económico y productivo.

Vía | Ideas para pymes Imagen |tandemracer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio