Compartir
Publicidad
Publicidad

Retención del talento: la alternativa del spin-off empresarial

Retención del talento: la alternativa del spin-off empresarial
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay veces que me gustaría saber manejar programas de edición de video y audio. Me hubiesen venido perfectos para, cogiendo la secuencia de Apoclypsis Now en la que Brando-Kurtz musita varias veces la frase “el horror” entre sombras, darle una vuelta de tuerca, y sustituirla por el talento. Me hubiese venido de perlas para este post. Y es que una de las principales guerras en las que esta inmersa la clase empresarial es en la búsqueda y retención del talento.

No nos engañemos, por mucho que nos vendan motos, el talento es un bien escaso. Me atrevo a decir que cada vez es más escaso. Incluso en estos contextos de crisis su gestión es vital. Si antes nos podíamos permitir el lujo de de desperdiciarlo, de tener gente que no gozase del mismo o de dejar escapar a quien lo habría acreditado sobradamente, ya que un mercado en auge lo arreglaba todo, hoy por hoy no es así, ni mucho menos. Nuestras empresas dependen de nuestra capacidad para mantener a esas personas valiosas dentro de la organización, implicadas del todo en la misma.

El problema es que las pymes cuentan con bastantes desventajas. Difícilmente pueden ofrecer una carrera profesional digna de tal nombre, sus recursos son limitados como para competir en el plano económico, y el acceso al capital de las firmas suele estar vedado a extraños al circulo fundador/familiar. Es frecuente que se produzca un tasa de rotación laboral no deseada, en busca de nuevos calderos más interesantes. Y como ya sabemos, quien tiende a irse es el mejor profesional. Yendo más lejos, diría que es extraño que en muchos sectores, que alguien altamente cualificado y motivado no tienda a desear montará su propio negocio. Ya no es que el profesional se vaya a la competencia, es que se constituye en tu propia competencia.

¿Qué hacer? Creo que una solución interesante, y en buena medida al alcance de empresas modestas, es aprovechar esta última tendencia y apostar por el spin-off empresarial. Como si fuese una llave de judo, se aprovecha una tendencia natural que inicialmente va en contra nuestra para ponerla de nuestro lado. Pero, ¿que es un spin-off?

Quizás con un ejemplo televisivo se vea mejor. Frasier fue un spin-off de Cheers, Aida lo ha sido de Siete Vidas. En el mundo televisivo de las series se habla de spin-off como aquel proceso por el que una serie nace a partir de un personaje o personajes de otra preexistente. Una reproducción por escisión, como la de la estrella de mar.

Pues en el mundo empresarial sucede lo mismo. Se trata de empresas que nacen en el seno de otras empresas o entidades, a iniciativa de sus trabajadores. Las ventajas para los trabajadores de emprender en el seno de su antigua casa están claras: posibilidades de apoyo financiero directo o indirecto, centrarse en el proyecto dejando de lado aspectos de gestión, economías de escala, aprovechamiento de estructuras ya consolidadas, etc. Para la empresa sucede otro tanto: los trabajadores.-emprendedores son retenidos, a veces incluso con más fuerza que con un contrato laboral, al convertirse en socios del nuevo proyecto, el negocio se diversifica, los trabajadores pueden pasar de ser parte de los costes a parte de las fuentes financieras, la posible competencia es interna en todo caso, etc…

Me consta que también hay dificultades, que conciliar ambos proyectos puede ser difícil, que la transparencia y confianza entre las partes es fundamental, pero, en lineas generales, si somos capaces de apostar por el spin-off como parte de nuestra cultura de empresa, las oportunidades han de ser mucho mayores que los riesgos.

Más información|Tecnociencia, Universia
Imagen|mikebaird

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio