Compartir
Publicidad

No te precipites con el disco duro

No te precipites con el disco duro
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando la unidad de disco duro falla, la oficina tiembla y todo son problemas. Pero no te precipites: lo más seguro es consultar a una empresa especializada en recuperar los datos. Seguramente ya tienes una SAI para atajar los problemas eléctricos y realizas copias de seguridad con cierta periodicidad pero a veces no basta con prevenir sino que hay que curar.

Esto lo saben bien las empresas cuyo modelo de negocio se basa en la recuperación de datos en caso de “accidentes informáticos”. Según los estudios de mercado de estas empresas un porcentaje significativo de las pérdidas irrecuperables de datos se deben a errores humanos y no a fallos en el sistema. Unos cuantos consejos básicos para que no sea misión imposible poder recuperar con efectividad los datos son estos:

  • Comprueba tus copias de seguridad en ubicaciones alternativas. Tras una pérdida de datos asumes que no pasa nada porque tienes una copia. Entonces, realizas un reformateo y una reinstalación completa en el disco duro, sólo para darte cuenta de que la copia de seguridad no funciona o no está actualizada. Como se han eliminado los datos originales del disco hay pocas posibilidades de recuperar la información que estabas intentando localizar desde un principio.

  • No manipules el disco. Los muy analógicos todavía piensan que con un “golpecito” quizá se solucione el problema de que la unidad no gira. En un intento de realizar un “arreglo rápido”, el usuario manipula la unidad más o menos bruscamente de tal forma que puede inflingir un daño físico a la unidad e incluso provocar que algunos datos pasen a ser irrecuperables si el cabezal de la unidad raya los discos.

  • No lo pongas a secar. Sorprendente, ¿eh? Un disco duro se moja, ya sea a raíz de una inundación o porque un vaso de agua se derrama encima. Poniendo en práctica uno de los mitos más comunes en la recuperación de datos, el usuario intenta remediar esta situación utilizando un secador y dañando con ello aún más el disco.

  • Ejecuta en modo seguro. Ante un mal funcionamiento, el usuario opta por emplear un programa de comprobación del sistema operativo como por ejemplo el CHKDSK, el FSCK o la Mac Disk Utility pero si la unidad está dañada físicamente y el usuario ejecuta un programa de este tipo la deteriorará aún más complicando el proceso de recuperación de datos. Así que ya sabes, "si quieres echar un vistazo" ejecuta en modo seguro, es decir, cuando arranques el sistema operativo hazlo a prueba de fallos.

Imagen | peru.blogalaxia Vía | terra En pymesyautonomos | La importancia de hacer copias de seguridad Teleasistencia informática

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos