Compartir
Publicidad
Publicidad

Mi empresa no tiene un solo euro para pagar ¿Que hago?

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Canta Pink Floyd en este tema 'Money, so they say Is the root of all evil today'. Permitidme la traducción: 'El dinero, por lo que dicen, es la raíz de todos los males de hoy' Uno de nuestros lectores, nos plantea la siguiente cuestión: Es autónomo, presenta liquidez cero,es decir, está sin dinero, tiene pendiente de cobro varias facturas por importe superior a los pagos a corto plazo, pero claro, hasta que no cobre no puede atender sus deudas a corto ¿Qué soluciones tiene?

El tema que presenta es un problema que no sólo repercute a autónomos sino a todo tipo de empresas. Véase el ejemplo de Martinsa-Fadesa y se denomina falta de liquidez. Las soluciones a este problema no son fáciles, pero podemos apuntar algunas.

En primer lugar debemos diferenciar si se trata de un verdadero problema de liquidez puntual o es un problema que va a persistir en el tiempo. Si el problema es un mal endémico de la empresa, ocasionado por desfases en tesorería al tener los flujos de pago a plazo superior a los flujos de cobro, la única solución viable es la ampliación de capital.

Por tro lado, a nivel jurídico, tenemos que tener en cuenta que la situación que se plantea, si realmente es imposible de atender dichos pagos y no se amplía capital, la empresa se encuentra en el imperativo legal de solicitar el concurso de acreedores

No obstante, antes de solicitar el concurso, podemos probar con las siguientes alternativas:

  • Anticipo de las facturas en nuestra entidad financiera. Suele ser viable, tanto si nosotros somos financieramente hablando relativamente sólidos, tenemos una trayectoría reconocida y nuestros deudores también tienen unos buenos comprtamientos de pago.

  • Renegociar y acortar plazos de pago con nuestros clientes. Aún a costa de soportar descuentos en la deuda o los gastos financieros implícitos al cambio de forma de pago. 

  • Aplazamiento de todo lo aplazable. Dígase por ejemplo seguridad social de la empresa, autónomos, IVA o cualquier otr impuesto / tributo suceptible de ser aplazado.

  • Cesión parcial de créditos. A proveedores principales, cancelando parte de la deuda existente.

  • Renegociación con ampliación de los vencimientos. Siempre antes de la devolución de pagarés, letras o cualquier pago pendiente. Ojo, nunca con las nóminas porque tener en cuenta que a vuestros proveedores le pagan cien, a vuestros trabajadores solo vosotros.

  • Búsqueda de socios capitalistas. A cambio de darle una participación en el negocio. Sólo funciona con negocios con un inmovilizado importarte, conslidados y con perspectivas de retorno de la inversión a medio plazo. 

  • Solicitud de préstamos. A familiares, amigos... Suele ser un gran foco de problemas a corto plazo. No es recomendable.

Todas las medidas expuestas y todas aquellas que se os ocurran tienen unos costes que van a disminuir peligrosamente nuestro beneficio. Cuidado prque con estas 'soluciones' podemos pasar de tener pocos beneficios a muchas pérdidas en un abrir y cerrar de ojos y si esto ocurre, la muerte de la empresa está garantizada.

Personalmente, creo que si se llega a este punto, y el propio banco no nos coge las facturas y nos da con la puerta en las narices, la mejor solución es buscarse un buen abogado, bajar la persiana y solicitar el concurso voluntario de acreedores. No olvidemos nunca que una retirada a tiempo es una victoria y, si las cosas se ponen realmente feas y mi empresa no tiene liquidez, lo más probable es que termine en quiebra en muy breve espacio de tiempo.

En Pymes y Autónomos | ¿Por qué no puede afrontar mi empresa sus pagos con normalidad? Enlace | Video original en Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio