Compartir
Publicidad
Publicidad

La música en nuestros negocios

Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que el Marketing se nos ha vuelto multisensorial queda fuera de toda duda. Los colores corporativos, los olores, etc, han tomado fuerza en el universo del Marketing. De, con perdón, tener un rollo muy verbal, se ha pasado a entender la necesidad de distintos elementos que ayuden a recrear una determinada sensación de compra. Y entre ellos, como no podía ser menos esta la música.

Claro que la música da juego no solo para los clientes. También para los propios trabajadores o colaboradores. En el fondo no deja de ser Marketing para nuestro cliente interno. Así que, cabe preguntarse cómo funciona, como nos afecta la música en nuestros empresas, en nuestros negocios. A esa pregunta nos responden en Contafisca con las siguientes opciones:

  • La música acelera la productividad y crea buen rollo, hace ameno el trabajar.
  • A algunos le mejora la concentración y les relaja, y a otros todo lo contrario.
  • Aumenta la creatividad.

Como vemos, todo es muy relativo, depende de cada persona. Pero es que creo que hay otros campos donde da mucho más juego.

  • Marca el ritmo de las personas. Puede parecer increíble, pero esta relacionado con el punto número uno del desglose anterior. de algún modo, podemos hacer que la gente circule por nuestro establecimiento, trabaje en la cadena de producción, etc a un ritmo mayor elevando el de la música ambiente. ¿Recordáis aquellas galeras de las películas de romanos donde se les marcaba el ritmo a los remeros? Pues algo así funciona en muchos centros comerciales, por no hablar de como en muchos locales de copas se manejan difíciles temas como el del cierre a través de una determinada selección musical
  • La asociación por nuestro subconsciente de una determinada música a una serie de experiencias puede facilitar nuestro recuerdo de marca, así como automatizar determinadas respuestas. la sensación de familiaridad suele ser positiva para el mundo de los negocios.
  • Y si la música es, en esencia, comunicación, también puede servir para justo lo contrario. Observad como en determinados establecimientos se busca crear con ella un efecto de pantalla sonora. En determinadas entidades bancarias se dificulta de este modo que se puedan escuchar conversaciones ajenas de la mesa de al lado.

¿Cómo gestionáis el tema musical en vuestros negocios?

Vía|Contafisca
En Pymes y Autónomos|Técnica de automotivación: Nessun Dorma
Enlace|Vídeo original YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio