Compartir
Publicidad
Publicidad

Gestión del tiempo

Gestión del tiempo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Muchas veces hablamos de optimizar recursos, de optimizar procesos, de ser más productivos, de ser más eficientes y de ser más competitivos, muchas veces hablamos de todo ello y entre otros muchos factores en muchas ocasiones podríamos resumir todo ello en unos pocos pasos a dar, uno de ellos y quizá de los más importantes en saber gestionar el tiempo, nuestro tiempo.

En la actualidad probablemente existirán muy pocas cosas que tengan tanto valor como nuestro propio tiempo, esa famosa frase de “el tiempo es oro” en el presente tiene mayor vigencia que nunca, y es que saber gestionarlo adecuadamente puede hacernos ganar mucho dinero, y lo contrario perderlo.

Hay personas que parece, que de forma innata han nacido con un cronometro interior, con una capacidad de organización y una férrea y disciplinada actividad que no se saltan de ninguna de las maneras, otras al contrario, parecen que han nacido díscolas genéticamente, que no saben organizar ni gestionar su tiempo, y que siempre llegan tarde a todos los lugares y van con el corazón en un puño entregando sobre la campana los trabajos, y luego nos encontramos “los otros”, la tercera vía, los que estamos en el primer grupo mencionado pero no precisamente porque nos salga de forma natural, sino porque vivimos permanentemente en un estado de autoimposición y nuestra agenda como símbolo bandera.

Yo, personalmente me considero de este ultimo grupo, pero he de reconocer que toda la disciplina y lo estricto que me impongo, no me sería posible sin una buena agenda, para mi casi un apéndice de mi cuerpo, apéndice que he convertido en imprescindible, en muchas ocasiones bordeando lo neurótico y lo obsesivo siendo incapaz de organizarme o de encontrar un encuentro o una tarea básica si antes no esta en la agenda, y un apéndice que se ha ido transformando y volviendo más tecnológico con el paso de los tiempos.

¿Y porque digo todo esto?, porque quiero manifestar al empresario y al autónomo la importancia de la gestión adecuada del tiempo. Y también quiero intentar transmitir que si nos encontramos en esa tercera vía que mencionaba, hemos de intentar cada vez más funcionar de una forma más autónoma y menos obsesiva y menos dependiente de la agenda (es esa fase me encuentro yo en la actualidad), pues de desmandarse nuestra dependencia por el control del tiempo, puede degenerar en una desorganización por exceso de organización, por exceso de control, y eso probablemente aun es más peligroso que el desorganizadamente organizado, que el caótico organizado.

En Pymes y Autónomos | La agenda Muji Chronotebook
Imagen | barraquito

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio